El poder soberano es el pueblo

Con la buena actitud de los seres humanos se puede mantener la verdadera democracia para beneficio del pueblo, en todos los niveles sociales, desde los más pobres hasta los más ricos.