Press "Enter" to skip to content

Compartiendo una ponencia de Cocina Bioneural

Cocina Al Desnudo

Para celebrar la alegría de la cultura gastronómica de UNICACH en su aniversario.

Ha sido un deleite al intelecto celebrar el aniversario de la facultad de ciencias gastronómicas de UNC con una semana de ponencias y recetas. Uniendo a múltiples países en una fiesta gastronómica atractiva e inusual.

Queridos amigos me es grato contarles en esta entrega de su columna Cocina Al Desnudo, acerca de mis vivencias al compartir con multiples colegas una semana de ponencias y recetas que han sido una gala cultural y gastronómica CELEBRANDO los 15 años de la facultad  de gastronomía dentro de la facultad de ciencias de la nutrición y alimentos de UNICACH en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas México.  Les platicare sobre mi ponencia y algunas de mis vivencias cuánticas que dan vida al concepto de Cocina Bioneural.  Por ello, para empezar me permito transcribir textualmente un resumen del comentario hecho sobre nuestra Cocina Bioneural por el gran chef (Residente en República Dominicana) Mario Barrundia de Recomienda un restaurante:

Mi reporte de La Cocina Bioneural de Quintana Bistrot:

“De alguna forma confundía el gozo de vivir con el de comer. No era fácil para una persona que conoció la vida a través de la cocina entender el mundo exterior”

-Como Agua Para Chocolate-

No sé si fue el ver en la pared que describe los ciclos de rotación del menú del restaurante “Codornices en pétalos de rosa”, o el hecho que el chef es Mexicano, o que similar a mí, fue su bisabuela la que lo introdujo a la cocina, o su cocina estructurada artesanalmente lo que trajo a mi mente este famoso libro.

“Slow Food” es un movimiento nacido en Italia, en contraposición al “fast food”, el cual trata de revalorizar la comida como placer, implica en sí mismo una toma de conciencia sobre nuestra forma de vida y por supuesto de comida. Aprender a apreciar mejor los aromas, los sabores y los colores es importante para este movimiento entre otros… de eso también habla el libro.

Por estas razones es para mí un placer recomendar Quintana Bistrot en Ciudad de Guatemala.

Estamos comiendo emociones…

En el universo todo es energía vibrando a diferentes frecuencias. Albert Einstein. Basado en el enunciado de Einstein el doctor David Hawkins desarrollo una teoría físico psicológica acerca de cómo nuestras emociones enaltecen nuestra vibración y salud si son de carácter positivo. Por el contrario con las emociones negativas el rango vibratorio de nuestro cuerpo disminuye y al mismo tiempo mengua nuestra salud y estado de dicha y alegría también. Podemos observar con lujo de detalle en la gráfica superior los distintos rangos  de vibraciones según el tipo de emoción.

Desde el placer de unos chocolates artesanales o una simple sopa de pollo para el alma, los secretos vibracionales de amor y alegría que las abuelas y  las cocineras ancestrales ponen al cocinar son el toque que hace la diferencia y nos reconfortará emocionalmente al consumir este tipo de brebajes llenos de alquimia llenos de historias y anécdotas.

Nuestras abuelas decían estos refranes:

El amor y la fe en las obras se ven.

Cuando estés en el fogón a ponerle alegría y corazón.

Eran palabras aparentemente simples, cortas y llanas pero tan plenas de sentido y magia de física cuántica… Cocina Bioneural No sé si lo sabías o habías leído antes al respecto del término acuñado por un servidor, que poco a poco iré desentramando a lo largo de estas próximas entregas. Pero será que… ¿realmente somos lo que comemos? Cuando nos ponemos a reflexionar que lo que comemos viene cargado de emociones e historias de alegría, dolor o de enojo de quienes los cultivan, cocinan y sirven en nuestras mesas en casa o en nuestro restaurante preferido. Cuántas veces nuestra abuela sano un raspón con un delicioso postre hecho con chocolate o caramelo. Si hacemos memoria recordaremos… Cuántas veces nos sanaron EL ALMA en casa nuestras nanas, madres o abuelas con un caldo de pollo para el alma, para SANAR un resfriado o el dolor del Alma por heridas de esos amores baratos que no sabían cuidar el alma noble y tierna que se da sin medida. El hilo conductor de este reportaje transcurrirá por medio de preguntas y conceptos que nos darán herramientas para disfrutar y apreciar aún más el arte de la cocina.

Concepto básico, primeros apuntes:

Bio= Vida. Neural= referente a las neuronas. Desde tiempos inmemoriales han existido terapias alternativas para transformar la vibración del alma por medio de música o de sonidos, sanando así emociones negativas, volviendo el alma más liviana y ligera para poder conquistar la felicidad. Esto me hizo reflexionar durante varias etapas de mi vida como por medio de la comida, sus olores texturas y sabores podemos afectar y/o transformar el estado emocional de nosotros mismos y obvio de nuestros comensales. Decía Hipócrates: Que tú comida sea tu medicina.  Y que tu medicina sea tu comida.

Marco teórico

Primeros apuntes…

¿Qué es cocina bioneural?

Es la rama de las ciencias gastronómicas que se enfoca, en investigar, experimentar y diseñar experiencias holísticas culinarias tanto en el proceso creativo intuitivo, así como también en la manufactura de recetas y experiencias en mesa, que pueden apapachar y sanar tanto el cuerpo como el alma del comensal. Tomando en cuenta algunas otras ciencias como Kabbalah aplicada, psicología, neurogastronomía, programación neurolingüística, física cuántica, La puesta en mesa especialmente enfocados en las VIBRACIONES de nuestras emociones y las INTENCIONES de nuestros pensamientos al cocinar y servir, florales de Bach, radiestesia etcétera.

Resumen de ciencias afines a la Cocina Bioneural

Les comparto a continuación conceptos de algunas de las ciencias que abarca mi concepto de Cocina Bioneural y como las vibraciones positivas o negativas afectan para bien o para mal la energía de los ingredientes al manipularlos para ejecutar un platillo así como el resultado final de la puesta en mesa transformando así una simple comida en una experiencia holística que deleita el cuerpo y sana el alma.

Neurociencia:

Cada una de las ciencias que, desde diversos puntos de vista, estudian el sistema nervioso del ser humano.

Neurociencia Cognitiva:

Hoy en día, la neurociencia cognitiva proporciona una nueva manera de entender el cerebro y la conciencia, pues, se basa en un estudio científico que une disciplinas tales como la neurobiología, la psicobiología o la propia psicología cognitiva, un hecho que con seguridad cambiará la concepción actual que existe del tiempo y el espacio. En el caso de la Cocina Bioneural, la neurociencia cognitiva me ha auxiliado a realizar experimentos y mediciones de cómo se comportan los ingredientes al ser cocinados y posteriormente al ser degustados por mis huéspedes, dependiendo a que vibraciones o emociones fueron expuestos en el proceso creativo y de servicio en mesa.

Neurogastronomia:

Es la disciplina que estudia la manera en que el cerebro interpreta los sabores que se experimentan con los platos y alimentos que se consumen. Tomando en cuenta cómo puede cambiar la percepción del comensal dependiendo de su estado de ánimo y psicología.

Dependerá de nuestros pensamientos y emociones, las hormonas que segregamos al comer. Es una experiencia gratificante viajar al  mundo del niño interior apapacharlo, sanarlo y amarlo de forma incondicional y así sanar nuestras creencias limitantes que castran nuestro disfrute en mesa. Al hacerlo comenzamos a crear nuevas conexiones neuronales las cuales cambiaran nuestras percepciones.

¿Cómo nació?

Herencia cuántica…

Nuestras cocineras ancestrales de las etnias originales alrededor del mundo y abuelas cercanas, han guardado este legado energético y místico en la sabiduría popular de que:

HAY QUE COCINAR CON EL INGREDIENTE MÁS VALIOSO, EL AMOR.

Experimentación e investigación:

Desde muy pequeño he sido una persona bastante sensible y me percaté como los distintos ingredientes en múltiples preparaciones podían afectar para bien o para mal a quienes los consumíamos.

¿Porque comemos? ¿Porque cocinamos?

Existen varias opciones de respuesta a estas incógnitas, pero mencionaremos únicamente tres.  Cocinamos y comemos por cubrir una necesidad o ciclo biológico de supervivencia, por intentar curar heridas del alma o por puro PLACER.

¿Porque nació, la Cocina Bioneural?

Después de sobrevivir varias heridas emocionales bastante fuertes entre ellas sufrir abuso físico y psicológico/bulling, perder a mi madre, perder mi patrimonio, perder a mi padre, cambiar de rumbo y profesión, sobrevivir al cáncer, etc. Buscaba por medio de un Round Trip INTERIOR Y EXTERIOR llegar a una etapa de revelación o de consciencia que me permitiera mitigar el dolor, sanar y trascender por medio de la resiliencia. Pensaba que estaba deprimido pero no era así únicamente estaba distraído de vivir el tiempo presente, esto lo aprendí de un gran filósofo llamado Facundo Cabral, quien con su amistad y canciones me enseño tanto.

Al principio comencé a hacer este RITUAL BIONEURAL de conexión con el momento presente y el subconsciente creativo (consultar el libro Smart talking del autor Lou Tice mi coach de vida), como una terapia personal, pues la cocina ha sido una gran terapia de catarsis que ha sanado mi alma de diversas experiencias. Luego continúe haciendo EXPERIMENTOS con amigos cercanos y está demás decirlo pero con el pasar del tiempo se transformó en un modus operandi de ofrecer el menú de la experiencia bioneural en mi Atelier de cocina Quintana Bistrot.  Una conexión holística entre comida, mindfulness, florales de Bach, PNL etc. De hecho nuestro Primer Experimento comercial de Cocina Bionerural nos dio la satisfacción de GANAR nuestro primer Tenedor de Lujo de Luxe & Life (actualmente poseemos 3), como mejor restaurante de Guatemala, posteriormente este logro nos llevó al festival gastronómico de NYC donde lanzamos a la prensa este concepto de Cocina Bioneural al igual que el proyecto de turismo gastronómico sostenible The Mayan Cuisine.

Castración ¿disfrutar o engullir?

En el medio de la vorágine de una cultura machista se nos han enseñado varias creencias que son realmente paradigmas, NO expreses placer al comer, la comida NO se huele, la comida NO se toca, el sexo es pecado, los hombres NO lloran, si muestras tus sentimientos te convertirás en una persona DEBÍL etc. Cuando abres los ojos del alma y te conectas con tu interior, te das cuenta que la vida es para disfrutar los placeres que se nos son otorgados para SENTIRLOS por medio de los cinco sentidos valga la redundancia, potencializados con el 6to sentido.

Bases de la Cocina Bioneural

Cerebro Glándula Pineal.

Esta glándula es de un tamaño muy diminuto similar a las dimensiones de un grano de arroz. Al ejercitarse es la llave que nos abre la puerta al mundo de la intuición y la percepción de las intenciones. Puede llegar a producir tal satisfacción como los son experiencias psicodélicas naturales, dándonos la capacidad de ver más allá de lo evidente.

La glándula pineal en culturas originales (como por ejemplo la egipcia, hebrea, griega, tolteca, náhuatl, azteca, maya etc.) es llamada el tercer ojo (también conocido como ojo interno) es un concepto místico y esotérico que hace referencia a un ojo invisible o vórtice energético y etérico que proporcionaría una percepción más allá de lo que se podría percibir con la vista ordinaria de los cinco sentidos convencionales.

Nuestro niño interior

Estamos diseñados para ser felices, abundantes, saludables y plenos. Hemos oído muchas veces cuando conocemos gente nueva la expresión de: él es re buena vibra o ni te juntes con él porque es súper mala vibra. Es un comentario lleno de sabiduría ancestral Pues realmente todos los seres humanos somos energía pura, vibrando a diferentes frecuencias.

Las dos emociones /Vibraciones más importantes dentro del abanico de colores son el Amor (la más alta) y el Miedo (la más baja) entre ambos extremos tenemos toda una lista de emociones con su correspondiente vibración, en los campos inconscientes somos consecuencia, victimas de nuestro entorno. Cuando somos conscientes nos convertimos en causa, manipulamos a voluntad nuestras emociones desde el pensamiento y el entorno es percibido de una perspectiva radiante, plena y feliz.

En las siguientes entregas continuaré con el tema de Cocina Bioneural y la puesta en mesa de una experiencia holística. Los espero.

Bon Appétit y abrazos al alma.

Agradecimientos especiales.

A Dios quien me regala sus dones y me llena de gratitud, inspiración, salud, alegría y abundancia plena cada día.

Gracias a UNICACH especialmente al Doctor Gilbert Vela Gutiérrez al Chef Alejandro Toledo que aunados a otros profesionistas internacionales del sector nos abrieron este espacio para crear sinergia entre todos los cocineros, investigadores, foodies, comensales y estudiantes de gastronomía para repuntar como comunidad.

A mis clientes quienes aman y defienden  mi propuesta culinaria, han sido una bendición durante la cuarentena. Gracias por seguir pidiendo mi comida y #ZooMaridajes.

A mis verdaderos amigos que han estado, están y estarán conmigo en las malas y en las buenas, quienes conocen mi esencia y me aman como soy. GRACIAS POR SER INCONDICIONALES.

A mi familia por su apoyo incondicional, tolerancia, paciencia, comprensión y por sobre todo por su amor. En especial a Isabella Quintana Montes de Oca por ser un ser humano extraordinario, que con su alegría de vivir me inspira y me motiva a llegar cada vez más alto y más lejos.

Al equipo editorial de El Siglo, que con su paciencia y amor me animan a seguir escribiendo contenido de valor para sus extraordinarios lectores.

Lea más del autor:

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

%d bloggers like this: