Press "Enter" to skip to content

Juan Francisco Sandoval: Un legado de corrupción

Kidon

“El fallido experimento de la ONU, dejó incrustado en el sistema judicial penal, a un parásito de lo más letal”.

Luego de más de diez años de CICIG y de una destrucción casi total del sistema de administración de justicia, derivado de la cooptación de un gran número de judicaturas y magistraturas de las diversas cortes nacionales por los esbirros de esa entidad, el país dio paso a una lenta transformación hacia la legalidad y el estado de derecho, labor que se inició con la expulsión del ex comisionado Iván Velásquez Gómez y la no postergación de la citada Comisión internacional.

Sin embargo, no todo terminó allí pues el fallido experimento de la ONU, dejó incrustado en el sistema judicial penal, a un parásito de lo más letal, capaz de destruir personas, instituciones y empresas con tal de cumplir los objetivos ideológicos de los enemigos de la libertad a quienes sirve y representa, me refiero al fiscal Juan Francisco Sandoval Alfaro.

Sandoval, junto a los demás integrantes de la estructura criminal denominada FECI, han implementado un plan destinado a minar el trabajo de la Fiscal General María Consuelo Porras, a quien buscan deponer del ejercicio de su cargo para procesarla, y así lograr ubicar en la jefatura del Ministerio Público a uno de los cuatro jinetes del mal que se lograron colar en la recién pasada elección para ese cargo.

Con posterioridad, quitar del camino a sus opositores, como la Fundación Contra el Terrorismo y en especial a su presidente Ricardo Méndez Ruiz, por medio de procesos de investigación ilegales, destinados a lograr una orden de aprehensión en su contra, a través del juzgado de diligencias urgentes, una cueva de delincuentes a sueldo encomendada a dar rienda suelta a cuanta mafiosada presenta la FECI.

Como las cosas en Guatemala están cambiando para bien, las acciones espurias promovidas por este obscuro fiscal y sus secuaces no se han logrado concretar, pues las mismas carecen de legalidad, a diferencia de los múltiples procesos de investigación que deberá enfrentar el cobarde fiscal, los que, por la gravedad de las sindicaciones, han sido asignados a una fiscalía especial.

Esa tramitación procesal, con miras a buscar su reclusión, ha desencadenado una desesperación por parte del fiscal Sandoval, así como de los demás fiscales sindicados, quienes, ante el temor de su inminente captura, han llegado al punto de preparar maletas y pasaportes con destino a buscar asilo o refugio en otro país, alegando persecución política y una que otra mentira más, acciones que, desde luego no tendrán eco en la justicia guatemalteca.

Como siempre lo dijimos, el poder es efímero y pasa factura y hoy estos malos funcionarios públicos que abusaron de su cargo, deberán enfrentar la justicia solos, ya sin el acompañamiento impune que por muchos años les brindó el ex comisionado declarado non grato, quien de seguro únicamente los verá entrar a prisión o salir huyendo del país, sin poder hacer nada por ellos.

Area de Opinión
Libre expresión de pensamiento.

Lea más del autor:

One Comment

  1. Walter López Gomez Walter López Gomez 2 noviembre, 2020

    Creo que vive en otro planeta muy oscuro o yo no veo, ni escucho ni leo ni entiendo bien, yo apoyo la lucha contra la corrupción y no soy terrorista. Trato de entender sus argumentos y no les veo ni pies ni cabeza solo una reacción hepática . Yo se que no hay individuos perfectos pero hablar de soberanía, a estas alturas y pretender que ganando Trump estaremos mejor es una contradicción , hablar de soberanía y hacer cabildeo para que este les dé su apoyo muestra una clara falta de principios y solo analizo este aspecto. O tal vez esos principios dependen de las circunstancias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

%d bloggers like this: