Press "Enter" to skip to content

El arte

Petardo

El arte es un componente de la cultura, reflejando en su concepción las bases económicas y sociales, y la transmisión de ideas y valores, inherentes a cualquier cultura humana a lo largo del espacio y el tiempo.

El término pornografía o porno (en su forma abreviada) hace referencia a todo aquel material que representa actos sexuales o actos eróticos con el fin de provocar la excitación sexual del receptor. Desde la década de 1970, el cine pornográfico se ha desarrollado hasta convertirse en el género erótico más típico. A veces «pornografía» se entiende como «cine pornográfico», aunque en absoluto han desaparecido la literatura y el arte eróticos (véase historia de las representaciones eróticas). La pornografía se manifiesta a través de una multitud de plataformas, tales como la animación, el cine, la escultura, la fotografía, la historieta, la literatura o la pintura, y ha logrado un gran auge en los medios, como las revistas pornográficas e inclusive el audio (sexo telefónico), y últimamente en Internet.

El concepto de pornografía que se tiene hasta nuestros días se define en la Era Victoriana del siglo XIX, concepto que tomará una nueva definición con la invención y la popularidad de la fotografía para sustituir los trabajos de ficción literaria y artes plásticas que predominaron en los siglos anteriores.  La pornografía, a partir de la Era Victoriana, se definió por su producción a mayor escala, lo que motivó a los gobiernos a establecer leyes que prohibieran y regularan la producción y distribución de esta, basándose en tradiciones religiosas para promover la prudencia y frenar el vicio y la obscenidad entre la sociedad.  La moral de la sociedad victoriana motivó a los autores de la pornografía a distribuir sus trabajos en forma de contrabando entre clientela selecta; en otras ocasiones, los trabajos pornográficos visuales que contenían desnudos (en especial el desnudo femenino), eran comercializados según los parámetros de “arte”, modelo que prevalecerá hasta las Guerras Púbicas a finales de los años 1960. Aunque la cultura de la sociedad victoriana se definía por el recato y la prudencia, paralelamente se desarrollaban morales que contradecían este principio socialmente entendido, como la cultura underground de los burdeles y casas de entretenimiento.

Los burdeles, los cabarés y la prostitución fueron unas de las principales fuentes económicas del siglo XIX en toda Europa; dichos establecimientos reunían a clientela socialmente inaceptada para la época como prostitutas, apostadores, consumidores de alcohol, transvestistas, homosexuales y afrodescendientes, creando una pequeña concentración social que se formó paralelamente a la moral victoriana.  La distribución de pornografía se realizaba principalmente de manera comercial en tiendas especializadas en el siglo XIX, cuando los costos de impresión fotográfica descendieron de manera considerable para producir pornografía en masa con métodos de producción masiva como el Halftone Printing, también en el punto en el que la fotografía consigue gran popularidad (hacia 1845, cuando se populariza el daguerrotipo); los principales consumidores de la pornografía en este tipo de establecimientos fueron hombres de clases altas.

Es importante que, en nuestra era, se oriente a niños, jóvenes y adultos al respecto y que se les explique sobre el arte, con el fin de tener claro este tema y se les dé a conocer la relación con las leyes de nuestro país. Los padres de familia tenemos la obligación de educar correctamente a nuestros hijos respecto al tema. Recordémosles e nuestros hijos El arte (del latín arsartis, y este del griego τέχνη téchnē) es entendido generalmente como cualquier actividad o producto realizado con una finalidad estética y también comunicativa, mediante la cual se expresan ideas, emociones y, en general, una visión del mundo, a través de diversos recursos, como los plásticos, lingüísticos, sonoros, corporales y mixtos.  El arte es un componente de la cultura, reflejando en su concepción las bases económicas y sociales, y la transmisión de ideas y valores, inherentes a cualquier cultura humana a lo largo del espacio y el tiempo. Se suele considerar que con la aparición del Homo sapiens el arte tuvo en principio una función ritual, mágica o religiosa (arte paleolítico), pero esa función cambió con la evolución del ser humano, adquiriendo un componente estético y una función social, pedagógica, mercantil o simplemente ornamental. La noción de arte continúa sujeta a profundas disputas, dado que su definición está abierta a múltiples interpretaciones, que varían según la cultura, la época, el movimiento, o la sociedad para la cual el término tiene un determinado sentido.

Area de Opinión
Libre expresión de pensamiento.

Lea más del autor:

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

%d bloggers like this: