Press "Enter" to skip to content

Compartiendo una ponencia de Cocina Bioneural II

Cocina Al Desnudo

Nuestra percepción de los ingredientes y comida dependiendo de nuestras creencias del subconsciente.

Estimados amigos y lectores de Cocina al desnudo (espero hayan hecho la tarea de ver y disfrutar Como agua para chocolate), es muy grato comentarles que esta columna de hoy es la segunda parte de la ponencia de Cocina de Bioneural que impartí para la universidad UNICACH en México la semana antepasada.

En esta entrega platicaremos un poco acerca de nuestra percepción de la comida dependiendo de nuestras creencias del subconsciente y para ello quiero comentarles que desde que estamos en el útero materno durante los nueve meses (en mi caso fueron 7) de gestación absorbemos nuestra percepción de cierta comida o ingredientes dependiendo de las emociones que nuestra madre tuvo al comerla ya sea que ella estuviese feliz, enojada, triste, deprimida, afrodisiaca etc.

Estas emociones o creencias del subconsciente se van absorbiendo por el torrente sanguíneo, por medio del cordón umbilical y el líquido amniótico de madre a hijo, formando *la primera colección de nuestras creencias personales.

*La segunda colección de nuestras creencias del subconsciente y percepción de la comida o ingredientes que definen nuestra personalidad y la percepción del ambiente, así como también nuestras preferencias psicológicas, emociónales espirituales, sexuales e intelectuales la formamos de acuerdo a las vivencias que tenemos con el entorno, las personas que ejercen autoridad sobre nosotros y nuestro medio ambiente físico entre los 0 y los 5 años.  Durante esta primera etapa de la niñez formamos nuestro equipaje de vida que nos acompañará por el resto de nuestra vida. A no ser que elijamos cambiar esas creencias porque ya no nos son convenientes o cómodas para nuestro desarrollo de conciencia o felicidad particular.

Percepciones y alimentos

Nuestro equipaje de vida.

Gracias a un proceso de estudio y experimentación he confirmado que todos los comensales tienen y perciben sus experiencias gastronómicas desde *dos mochilas emocionales.

  • La primera la llamaremos Bombón, es todo el cúmulo de recuerdos y vivencias positivas.
  • La segunda la llamaremos Leño, es todo el cúmulo de recuerdos  y vivencias negativas.

Dependiendo de la historia de vida de cada cual una mochila emocional pesara más que la otra.

Esas mochilas emocionales nos harán apreciar positiva o negativamente algún tipo de ingrediente o platillo.  Si la connotación afectiva es valorada positiva serán nuestros alimentos preferidos, salvavidas emocionales o Confort Foods en momentos de crisis.

De Lo contrario si la connotación es negativa, estos alimentos no nos gustará olerlos, ni tocarlos y mucho menos comerlos.  He descubierto en mis últimos experimentos que si está connotación negativa es menor nos produce una aversión o falta de gusto/interés a este alimento.  Por el contrario si el trauma es intermedio nos causará una intolerancia al ingrediente o alimento.  Pero si el daño emocional cuántico a nuestro subconsciente ha sido de grandes proporciones; esto causará que nuestro cuerpo produzca alergias a los ingredientes, sus derivados o platillos. Para mayor información pueden referirse a los textos o vídeos del doctor Enric Corbera. (Decodificación bioenergética de las enfermedades).

Cerebro Cuántico

Las vivencias en la mesa y nuestras hormonas segregadas al comer según el alfabeto SARD.

Sabías que nuestra experiencia positiva o negativa en la mesa y en la cama están totalmente vinculadas con las hormonas que segregamos dependiendo de nuestro estado de ánimo al compartir los alimentos y nuestra conexión con nuestros compañeros de vivencias.

Desde mi punto de vista nuestra responsabilidad más alta como cocineros es crear experiencias holísticas para nuestros comensales, donde apapachemos tanto el cuerpo como el alma, para la conquista de esta meta es importante conocer el esquema cuántico de la personalidad gastronómica y psicoafectiva de nuestros comensales.

El ser humano HOLISTICO básicamente está formado por tres grandes partes que son: cuerpo alma y espíritu. Desde el punto de vista de cocina bioneural llamaremos a estas partes del SER inconsciente (donde almacenamos toda nuestra información y recuerdos buenos o malos) subconsciente (nuestro regulador) aprendí este concepto en la escuela The Pacific Institute, es el vínculo entre nuestro interior y el mundo exterior. Aquí podemos replantear nuestras creencias y conceptos para sustituirlos por nuevas CREENCIAS y así  cambiar así nuestras vivencias.  El conciente es básicamente el Comando de nuestro Hardware de los cinco sentidos por medio de los cuales nos comunicamos y percibimos nuestras vivencias del mundo exterior.

Resumen de la Cocina Bioneural.

Realmente todos los apuntes y experimentos de Cocina Bioneural han nacido de diferentes vivencias y lecturas como por ejemplo: Kabbalah, física cuántica, neuronas espejo, programación neurolingüística, florales de Bach, aromaterapia, teoría de Osho acerca de cómo se comportan las moléculas del agua dependiendo las emociones y vibraciones que reciban, recordemos que qué somos 60% agua.

Neuronas espejo.

Las neuronas espejo son un grupo de células que fueron descubiertas por el equipo del neurobiólogo Giacomo Rizzolatti y que parecen estar relacionadas con los comportamientos empáticos, sociales e imitativos.  La misión de estas células es reflejar la actividad que estamos observando de acuerdo a nuestras vibraciones y emociones.  Los seres humanos tenemos la capacidad cognitiva de comunicarnos telepáticamente no importando la distancia física que exista entre ambos aun así sean miles de kilómetros o galaxias de distancia a años luz. El entorno, ingredientes, comensales y percepciones reaccionan en forma directa proporcionalmente a las emociones y vibraciones que el observador tiene en el momento de la observación del objeto (materia prima o platillo).

Cerebro Glándula Pineal.

Esta glándula es de un tamaño muy diminuto similar a las dimensiones de un grano de arroz.  Al ejercitarse es la llave que nos abre la puerta al mundo de la intuición y la percepción de las intenciones.  Puede llegar a producir tal satisfacción como los son experiencias psicodélicas naturales, dándonos la capacidad de ver más allá de lo evidente.

La glándula pineal en culturas originales (como por ejemplo la egipcia, hebrea, griega, tolteca, náhuatl, azteca, maya etc.) es llamada el tercer ojo (también conocido como ojo interno) es un concepto místico y esotérico que hace referencia a un ojo invisible o vórtice energético y etérico que proporcionaría una percepción más allá de lo que se podría percibir con la vista ordinaria de los cinco sentidos convencionales.

Cerebro Cuántico II

Física quántica.

La Mecánica Cuántica es la rama de la Física que estudia la materia a escalas muy pequeñas: a nivel molecular, atómico y aún menor. … (átomo) La materia no se intercambia de forma continua, sino en forma discreta lo cual implica la existencia de paquetes mínimos de energía, llamados cuantos o quantum.

Es importante recalcar que todas las partículas de energía y materia del universo reaccionan de acuerdo a las emociones y vibración del observador.

Degustación y experimentación

Distintos experimentos.

El siguiente experimento es más que sorprendente. Se reparten a distintos grupos de cocineros, el mismo conjunto de ingredientes: chocolate suizo, mantequilla de la mejor calidad, huevos orgánicos, harina, leche, azúcar etc.  A estos ingredientes se les tratara con distintos sentimientos amor, euforia, odio o tristeza .Se Cocinaran durante el mismo tiempo con la misma receta, los mismos instrumentos y misma estufa.  El resultado final los pasteles sometidos a vibraciones de sentimientos positivos quedarán más deliciosos, y estéticamente más bonitos se inflaran más etc. Los sometidos a emociones negativas como odio, agresión, hostilidad no inflaran tanto, el sabor será más amargo y no serán de la preferencia de los jueces. Impresionantemente pero 100% quedarán más feos a la vista y al gusto.

Experiencias en Mesa

Mi colega y amigo argentino el Chef  Martin Russo (Especialista en fermentos y sus derivados) me comento en una plática hace algunas semanas que pudo conocer acerca de un experimento realizado a los comensales  en el restaurante Mugaritz. La experiencia fue la siguiente: se atendió una mesa de cuatro comensales a los cuales se les sirvió de entrada cuatro calamares espectacularmente cocinados por los chefs de lugar. (Mismo proceso creativo, manufactura y emplatado) Para los comensales A y B la puesta en Mesa fue con cuchillos con mucho filo,  muchísimo más de lo normal. Su percepción fue que eran los calamares más deliciosos que habían comido y que la textura era fantástica. Por el contrario los comensales C y D percibieron que los calamares eran espantosos, chiclosos de textura y sobre cocinados, la diferencia de servicio en estos últimos fue que se colocaron cuchillos sin nada de filo, lo cual dificultó en gran manera el proceso de cortarlos en bocados. Mismo platillo diferente percepción. Muchas veces nos dejamos llevar en el entorno de la mesa de un restaurante o en casa de las opiniones lanzadas al aire por los comensales, sin necesariamente experimentar por nosotros mismos.

Menú de la experiencia de Cocina Bioneural.

Del campo a la cocina

Me será muy grato poderles comentar cómo aplicamos la Cocina Bioneural en mi Atelier de cocina Quintana Bistrot durante nuestro proceso creativo, manufactura y servicio en mesa.

Selección de materia prima.

Para el staff de Quintana Bistrot  y para mi es esencial poder tocar, oler y percibir las vibraciones de los ingredientes sean vegetales o proteínas.  Es vital en mi proceso creativo.  Pues al percibir la calidad, textura y sabor por medio del sentido del tacto y el olfato, ellos mismos nos dictarán que quieren que hagamos con ellos, como prepararlos o como debemos utilizarlos y así experimentar sus mejores notas energéticas, sensoriales y nutritivas.

Paleta de emociones e historias urbanas.

Para nosotros en mi Atelier de cocina es muy importante al diseñar un menú, analizar el contexto antropológico, arqueológico, histórico, biológico, químico, nutricional y vivencial. ¿Qué historia queremos contar? ¿Qué emociones queremos transmitir al comensal? Nosotros NO vendemos comida, por el contrario aportamos experiencias  holísticas en la mesa para nuestros huéspedes. Creamos un ambiente Místico, una zona segura (sin estigmatizar preferencias alimenticias, sexuales, políticas, religiosas, socioeconómicas o culturales etc) donde el subconsciente de nuestros comensales se sienta en la libertad de salir de la zona de confort.  Donde el objetivo no sea únicamente disfrutar y consumir alimentos. Sino más bien conectar con la parte afectiva, espiritual e intelectual del resto de comensales con quienes se comparte mi mesa. Esto nos dará como resultado que ellos puedan tener una experiencia más que gratificante. Generalmente cuando se despiden los huéspedes me dicen: Gracias le diste de comer al alma y no llenaste de luz. Hemos comido y experimentado alimentos o texturas que normalmente no buscamos.

Holistica del platillo

Proceso creativo.

Cuenta la mayor parte de las veces como aporte primordial para CREAR UNA NUEVA RECETA, la visita a la granja donde se producen los ingredientes. Elegirlos según el apego que sentimos a cada uno de ellos y al cocinarlos poderlos poner en la proporción ideal acompañado de la música idónea y alguno que otro mantra o vibración verbal energética que impregne con las mejores vibraciones y emociones positivas los ingredientes crudos, procesados y cocinados listos para emplatar.  Al diseñar y cocinar un platillo tomamos en cuenta el mapa de la lengua para aportar a cada territorio de las papilas gustativas un placer particular con los sabores dulce, salado, ácido y amargo produciendo como resultado final un equilibrio en boca con la redondez de un placentero y gratificante Umami.

Nacimiento de un platillo.

El proceso creativo termina con el diseño de una receta estándar y su emplatado atados a una historia que contar que transmita un sentir. En la próxima entrega les enseñare detalladamente la puesta en mesa en mi atelier de cocina Quintana Bistrot apoyados en las investigaciones y experimentos realizados de Cocina Bioneural. Recordemos más importante que únicamente consumir alimentos es SENTIR Y VIVIR UNA EXPERIENCIA SENSORIAL QUE ALIMENTE EL ALMA.

Bon Appétit y abrazos al alma.

Lea más del autor:

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

%d bloggers like this: