Press "Enter" to skip to content

Enclave de fiscalías

Kidon

Enclave, es el término que el derecho internacional público le da a un territorio de un país soberano, asentado o rodeado por el territorio de otra jurisdicción.  De esa cuenta, cada país es independiente y por ende ejerce su propia soberanía, legislación, comercio y administración.

El ejemplo perfecto es, el Estado Vaticano el cual está asentado dentro de la ciudad de Roma, Italia, donde a pesar de ser un mismo territorio, el jefe de Estado es el papa Francisco, quien además ejerce los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial, cuenta con un secretario de Estado y los ministerios están a cargo de diferentes cardenales. Tiene su propia bandera, policía, gobernador y sistema bancario.

En Guatemala, también tenemos un enclave pero de fiscalías pues, no obstante de que la Constitución Política de la República establece que la Fiscalía General es una institución auxiliar de la administración de justicia, cuyo superior jerárquico es el Fiscal General, a quien se le asigna el monopolio de la persecución penal, la investigación y reglamentación de las directrices para el cumplimiento de sus fines, así como la observancia de los derechos constitucionales en favor de los sujetos procesales, sus funciones han sido usurpadas por una fiscalía heredada por la corrupta CICIG.

Así, la FECI de manera ilegal tiene asignado un espacio territorial dentro del cuarto nivel del edificio del Ministerio Público ubicado en el barrio Gerona, donde el soberano es el fiscal Juan Francisco Sandoval Alfaro, un personaje retraído que ejerce su propia jurisdicción, reglamenta directrices de trabajo y no rinde cuentas de su actuación, tramita cuanta investigación paralela se le ocurra, sin importar si la misma tiene sustento legal, el sujeto investigado goza del derecho de antejuicio, se pone en riesgo la seguridad nacional o simplemente la utiliza como instrumento de venganza política o ideológica.

A pesar de estar ubicada en un edificio público, y por ende ser libre ingreso a sus instalaciones, se debe solicitar visa para poder ingresar y entrevistarse con los fiscales, pues de lo contrario, los usuarios son atendidos en el corredor por una secretaria, quien, rodeada por más de una decena de agentes de seguridad fuertemente armados, le indica que por instrucciones del fiscal Sandoval, no le puede dar ninguna información.

Las denuncias que se tramitan en esa unidad no se ingresan al sistema informático de consulta como todas las demás y la unidad de información pública no puede brindar datos sobre los casos que allí se tramitan, aduciendo confidencialidad, lo cual es ilegal pues, la norma fundamental y suprema de la nación, indica que solamente los asuntos militares y diplomáticos gozan de esa reserva. De esa cuenta, usted sabrá que tiene un problema legal, hasta que es capturado e ingresado a la carceleta. Vaya debido proceso.  

No utilizan el departamento de comunicación social para divulgar la información oficial, y en su lugar violentando la presunción de inocencia, convocan a sendas conferencias de prensa destinadas a exponer a los sindicados a la vindicta pública, con el objeto de influir en el juez y así lograr una reclusión perpetúa. Filtran información confidencial o reservada a los medios de comunicación y familiares, para con posterioridad obtener ganancias ilícitas.

Cuentan con juzgados de mayor riesgo o de diligencias urgentes destinados exclusivamente a ceder todos sus caprichos y perversiones, desde donde obtienen ordenes de allanamiento y aprehensión a la carta, así como escuchas telefónicas, a efecto de capturar personas, aunque no existan elementos de investigación, encañonan o asesinan a los sindicados, familiares o testigos y en su caso conexan casos nuevos a procesos antiguos o fenecidos en complicidad con malos funcionarios judiciales. Vaya herencia del non grato.

A diferencia de otras fiscalías, tienen bonos extras y otro tipo de compensaciones monetarias, cuentan vehículos y personal de seguridad ilimitados, reciben premios de activistas castristas, son acreedores de viajes con gastos pagados, tienen su propia bandera multicolor y hasta se quedan con las mujeres de los sujetos investigados.

Por fortuna, toda esta trama ilegal está a punto de terminar primero, porque caducó el apoyo que el ex embajador socialista de los Estados Unidos de América Luis Arreaga proveía a estos malos fiscales; segundo, porque la designación del fiscal especial que investigará a Juan Francisco Sandoval y demás esbirros de la FECI, está próxima a concretarse, lo cual, culminará con la aprehensión de los sindicados; y, tercero, por la victoria inminente del presidente Trump, lo que finalizará el apoyo financiero para los terroristas afines a la FECI, que atentan en contra del Estado de derecho y sus habitantes.

Area de Opinión
Libre expresión de pensamiento.

Lea más del autor:

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

%d bloggers like this: