Press "Enter" to skip to content

Astuta la izquierda

Políticamente Incorrecta

Astuta la izquierda aquí, en USA y en todos lados, lo tengo que reconocer. Nos están acabando usando nuestras propias herramientas y no podemos ni pelear de regreso porque “vivimos en democracia”.

Hemos visto testimonios de empleados de correos denunciando las porquerías que les ordenaron hacer para favorecer a Biden. Vídeos de gente registrada Demócrata denunciando el fraude en los centros de votación. Boletas marcadas para Trump encontradas en basureros en varios Estados. Y aun así, los medios timoratos no lo dicen, y la gente sigue engañada. Muertos, famosos y anónimos, votaron por Biden.

Los Demócratas dijeron que ganarían abrumadoramente, que recuperaría el Senado, le quitarían escaños a Republicanos de la Cámara de Representantes, de Gobernadores, etc Según ellos, prácticamente, borrarían al Partido Republicano. Oh sorpresa, nada de eso se ha dado. Nadie dañará el poderío Republicano más que los Republicanos mismos por su falta de visión. Increíble que llegan al colmo del descaro de decir que si la vacuna sale en tiempos de Trump no la van a distribuir porque sólo se puede distribuir bajo Biden.

Boletas en la basura, gente filmada cambiando votos o votando más de una vez en las narices de los delegados demócratas, muertos votando, gente que cambió manualmente los votos de republicanos a demócratas, un algoritmo que cambió votos de Trump a Biden, etc., Judicial Watch, uno de los entes legales de mayor prestigio en el mundo encontró más de 1 millón de votos falsos, todos para Biden. Y los que creen que fue una gran ganancia demócrata, vean los porcentajes. Pensaron que aplastarían a Trump y a los Republicanos. ¿Qué dicen los porcentajes?

Los medios, otrora vigilantes de la fortaleza democrática, se han convertido en herramientas de manipulación de masas. Influyeron grandemente en desincentivar a las masas pro Trump en varios lugares, porque la gente pensó que para que ir a votar si ya estaba todo perdido. La censura llega al punto de borrar los mensajes de toda voz conservadora relevante, al punto de interrumpir una conferencia de prensa del aún presidente de ese país. Ellos deciden qué es, y que no es. Los supuestos fact checkers se dedican a callar todo lo que afecta a su candidato y ya están siendo demandados por mentir.

Sus supuestos polls, sondeos, que daban aplastante mayoría a Biden, no sólo mintieron sino que usaron su influencia para restarle impulso a los votantes. Estudios en varios países desarrollados demuestran que ese es el efecto de las encuestas. Todo es cuestión de percepción.

Lo que digan los Demócratas jamás viene censurado y la gente cual borregos, se beben todo, dicen amén, bajan la cabeza, callan y condenan. Hechor y consentidor. Esa falta de visión, de no darse cuenta que se están ahorcando solitos, tiene a los medios actuando cual monigotes del Deep State. Pero si un conservador escribe insultos a un socialista, viene censurado.

Los esfuerzos del Presidente Trump y su equipo legal pondrán a prueba al sistema legal de los Estados Unidos. Veremos si sucumbe al creciente Lawfare, y se pliega, o si defiende el imperio de la Ley. Esta dice que cuando hay margen pequeño, ambos partidos pueden pedir un recuento de voto. Es decir, en esta elección, con un tercio del país en esa situación, ambos partidos debieran pedir el recuento. Otro tanto del país, que milagrosamente encontró miles de votos para Biden, quedarán tal cual ante un obvio esfuerzo por eliminar la justificación para el recuento de votos.  Al final, puede que la última palabra la tenga la Corte Suprema de Justicia, en la cual si bien 5 de los 9 Magistrados son conservadores, son juristas profundamente apegados a la Ley.

Sea cual sea el resultado de esta elección, queda demostrado que los EEUU no tienen autoridad moral para decirle al resto del mundo nada. No tienen autoridad moral para hablar de justicia social, apuntar con el dedo a otros países, cuando ellos están legalizado la pedofilia y ya es ley en muchos de sus Estados el asesinar bebés recién nacidos. No tienen autoridad moral para alegar por nuestros errores cuando ellos dejan libres asesinos y drogadictos, narcotraficantes que “se vuelven” testigos protegidos y que hoy por hoy viven libres en Miami con buena parte del dinero mal habido. Con qué autoridad hablan del combate a la droga, cuando sabemos que sin narcotráfico la DEA, INL y otras agencias, dejarían de ser necesarias. Todo es un negocio. Un sucio negocio. Para más, en varios Estados el consumo, despacho y tráfico de droga es ahora casi legal porque han eliminado hasta la pena.

Vean cómo en varios Estados Demócratas fue confirmado el aborto tardío, que como en Nueva York, implica que la madre puede decidir que asesinen a su bebé ya nacido, completado el embarazo. Pero eso quieren los pro Biden-Harris. Los que votaron por ellos, son ateos y consideran fanáticos a los que profesamos una Fe. Por algo el domingo 8 de noviembre le negaron la comunión en misa a Biden, por abortista y pro pedofilia. Y ahora, Kamala Harris hasta quiere legalizar la prostitución.

Y bueno, como en Guatemala somos más papistas que el Papa, seguimos agachando la cabeza y rindiendo pleitesía a los USA y a una Europa que tiene los mismos problemas que USA, y unos cuantos más. Seguiremos mendigando de todo, así los políticos roban más, aceptaremos lo que nos impongan, peor que las nefastas reformas constitucionales que combatimos hace un par de años. Pero, merecido tenemos todo el estiércol que nos caiga por miopes, cobardes y mediocres.

Y con todo esto, los estadounidenses vienen aquí a decirnos que nosotros no somos dignos. Están demostrando ser una mega banana republic, con un fraude descarado en el que han votado miles de muertos en varios Estados, se atreven a corregirnos la plana. Están cundidos de gente desquiciada, fanática, socialista, que prefiere defender asesinos que tener una policía eficiente. Prefieren abortar niños inocentes que enseñar a sus jóvenes a ser responsables de sus acciones, prefieren una corrupción inmunda siempre que sea políticamente correcta. Se merecen a Soros, se merecen a Antifa, se merecen a BLM, mientras no demuestren ser el país que hemos amado y admirado por décadas como bastión de la legalidad, del estado de derecho, de la libertad.

La Internacional Socialista y el Foro de Sao Paulo, que están detrás de mucho de ese éxito, financiado por Hollywood, Wall Street, Soros y otros tontos útiles, que son multimillonarios con estiércol en el cerebro, merecen un aplauso. Al final, van a prevalecer sobre la libertad. Irónico, que los oligarcas están financiando a sus principales detractores que les llaman oligarcas peyorativamente.

#PensarNoDuele #PensarNoCuesta 

Area de Opinión
Libre expresión de pensamiento.

Lea más de la autora:

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

%d bloggers like this: