¿Y no que era el presupuesto?

Bajo la consigna de no más corrupción se cuecen los planes encaminados para lograr la defenestración del presidente de la República y la substitución “temporal” por un gobierno de notables elegidos por los golpistas.