Press "Enter" to skip to content

Tiempo de meditación y reflexión

Análisis

No hay justicia donde únicamente unos (los que detentan el poder y sus allegados) reciben y se recetan impunidad a costas de la miseria y muerte de la población.

En estos días se celebra el nacimiento de un supuesto Dios para muchas religiones. Un Dios que poco o nada ha logrado, en dos milenios, para el desarrollo y mejora del mundo. Mientras tanto las iglesias y otros centros de culto no pagan impuestos ni generan desarrollo donde ejercitan. ¿Cuántas guerras santas, inquisiciones, torturas y muertes se han realizado a nombre de sus supuestos dioses? ¿Cuántos millonarios existen que se creen intermediarios y apóstoles religiosos? La religión sin libertad ni tolerancia es una farsa. La religión nunca debe ser un negocio o forma de enriquecimiento al margen de la ley.

Guatemala debe recuperar el territorio guatemalteco de Belice. Es una enorme oportunidad para las industrias de turismo, explotación petrolera, minera y forestal. Recuperaríamos casi 30 mil guatemaltecos de las verapaces que todas sus vidas han vivido en esos territorios ultrajados por los británicos. También es necesario buscar aclarar la situación de Tabasco, Soconusco y Chiapas.

Los guatemaltecos debemos de terminar la orgía de millones y corrupción de los empleados, funcionarios públicos y electos, que llora sangre y es la principal causa de la miseria en nuestro país. La Corte de Constitucionalidad debe ser integrada como sala a la Corte Suprema de Justicia. El Mineduc, la USAC, y el Banco de Guatemala deben ser clausurados y terminar de una vez por todas con la ficción de que educan y funcionan. Cupones educativos deben ser entregados a las manos de cada uno de los estudiantes para que ellos sean los que determinen dónde y qué estudiar. Cualquier moneda extranjera puede servir como moneda de intercambio y cada año la población se ahorraría más de mil millones de quetzales que hoy en día cuesta en banco central. También deben cerrarse entidades como la SAT, SIT, SIB, INDE, los puertos, entre muchas otras entidades públicas y mixtas, que no cumplen con sus funciones ni le dan servicios esenciales reales a la población y son focos de corrupción e impunidad.

Cada individuo es libre para buscar el mejor método para su propio desarrollo. La libertad conlleva la responsabilidad de sus acciones y omisiones. Nadie puede situarse por encima de la ley. No hay justicia donde únicamente unos (los que detentan el poder y sus allegados) reciben y se recetan impunidad a costas de la miseria y muerte de la población. Son delitos y delincuentes de lesa humanidad porque matan a base de desnutrición crónica, falta de educación, seguridad, infraestructura y salud. Ya no podemos permitir la orgía de corrupción, despilfarro, estupidez, desfachatez e impunidad que nos extermina.

No hay cárceles suficientes en el país para poder procesar, condenar y recluir a todos los empleados, funcionarios, personas electas, etc. que a diario incumplen con sus funciones, trafican influencias, se coluden, y encima de todo, no prestan servicios esenciales para los que fueron electos y contratados Las personas que se benefician de este estado de impunidad e ilegalidad también se les debe procesar y condenar.

No hay excusa y tampoco puede continuar esta orgía millonaria de corrupción. Depende de cada uno rechazarla, denunciarla y procesar a cada uno de los involucrados. Sin planes, sin propósitos, somos todos, barcos a la deriva. Es menester un cambio inmediato hacia un Estado de Derecho, hacia el desarrollo real, hacia la verdad y el bien común. La reflexión y la meditación nos deben servir para crear el mejor camino.

Area de Opinión
Libre expresión de pensamiento.

Lea más del autor:

%d bloggers like this: