Press "Enter" to skip to content

El viaje de la vida

Desde La Ventana De Mi Alma

En las diferentes estaciones de este viaje de la vida, me siento cómoda, miro el paisaje y me conecto con el alma de todas las cosas, sonrío y soy amable con todos los que suben a mi tren, procuro no quedarme perdida en los laberintos de las tristezas, intento viajar despierta para sentir todas las emociones de las que soy capaz de experimentar durante el tiempo que dure este trayecto.

Quienes se han sentado a mi lado siempre me dejaron una lección de vida, unas con alegría, otras con tristezas, otras me desconcertaron, eran como si vinieran de un mundo distinto al mío, no es fácil comulgar con las personas que ven la vida como un viaje sin estaciones, ni pasajeros especiales, y aunque todos llevamos a cuestas nuestra propia historia, hay un punto que irremediablemente nos conecta.

Cada pasajero me ha dejado un legado, unos los atesoro en el alma, y otros los he enterrado en la indiferencia. para qué viajar con cosas que no nos sirven, entre menos equipaje mejor, a veces dormito y sueño, pero sueño con cosas hermosas, y me maravillo con la belleza del paisaje, y como en pocas horas desfilan ante mis ojos lugares con climas distintos, unos áridos, agrestes, obscuros o llenos de luz.

A través de las ventanillas observo el paisaje, las viviendas al borde de la ruta, intento imaginar la vida de quienes habitan ahí, qué historia hay detrás de esas paredes, si hay jardín y animales, sé que habitan seres en armonía con Dios y con la naturaleza, o, si los patios están desiertos, entonces siento que no está la fuente de la vida y del amor.

Si logramos entender que todos viajamos en un mismo tren, tendríamos el privilegio de disfrutar la travesía, descubriéndonos con la simple y pura curiosidad de saber con quien viajamos, disfrutando cada instante, con la seguridad de que la ruta recorrida ha sido la más maravillosa experiencia de vida.

El cielo es más azul y las montañas son más verdes, en ese horizonte donde no solo convergen las miradas, creo que hay un encuentro álmico con todo lo creado, para quienes llevamos en el equipaje, el arte de vivir la vida en toda su belleza, su complejidad y su esplendor.

Area de Opinión
Libre expresión de pensamiento.

Lea más de la autora:

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

%d bloggers like this: