Press "Enter" to skip to content

Siguiendo a Gabo en “Crónica de una muerte anunciada”

Nuestro Mundo Posible

Estamos ya en el nuevo año 2021 que esperábamos con ansiedad.

Nos decíamos; con la vacuna de manera cercana ya vamos a ir saliendo adelante de esta pandemia, del coronavirus.

Se escuchaban las voces de los expertos decir que los países que estuvieran en el invierno boreal tendrían serios problemas.

Como siempre los gobernantes y muchos gobernados decían que eso era nada más forma de intimidar.

Los dedicados a la salud decían que hay que cuidarse y seguir con la mascarilla y los que no hacen caso a nada seguían igual.

Hoy estamos siguiendo el título de la novela de Gabriel García Márquez: “Crónica de una Muerte Anunciada”, en todo lo que decían los expertos.

Vemos como los gobernantes dan unas indicaciones ahora y ante los hechos han tenido que ordenar medidas más rigurosas después.

Está el caso del Reino Unido que tienen una mutación del virus y están contagiando a otros seres humanos de otros países.

Cada día la situación se hace más difícil; vamos a ver cómo resolvemos lo que ocurre en los países del hemisferio norte.

La Navidad significó viajes y reuniones de familias contra todas las indicaciones de todos los expertos.

En casi todos los países está sucediendo lo mismo: ya no hay camas en los hospitales y los gobernantes también en lo mismo: mintiendo sobre la realidad hospitalaria.

Después de tantos meses en la misma situación no se sabe, no se ha aprendido a cómo salir del problema: todo se ve cada día peor.

Ahora está la situación de la vacuna

No se ha estructurado la logística necesaria para su distribución.

No hay recursos humanos suficientes para su aplicación.

Los recursos económicos en muchos países no son suficientes.

Además no se trata de los recursos para todo lo que tenga que ver con la vacuna; están los recursos para que la población satisfaga sus necesidades.

Es muy triste que la falta de alimentos ya no sea de los países pobres; también en los ricos vemos filas de personas esperando para que les den una bolsa de alimentos.

¿Y la producción qué?

La producción de todos los recursos que los seres humanos demandan para su existencia cada día se va reduciendo.

Lo que va aumentando en proporción es la violencia.

Estamos siendo testigos de una violencia no imaginada.

Una mezcla muy peligrosa: hambre y violencia.

Lo que parece es que los pueblos ante las necesidades de todo tipo se cansaron de ciertos gobernantes.

Cada día más seres humanos mueren por la pandemia del coronavirus y cada día hay más seres humanos con hambre.

¿Qué se ve en el camino de la sociedad mundial?

¿Creeremos en la ciencia?

¿Seguiremos sin valorar la importancia de la votación en los países donde existe?

¿Nos faltará mucho por aprender para salir de esta pandemia y sus consecuencias?

Los dedicados a la salud le dicen a la población: por favor sigan las indicaciones de la ciencia porque nosotros ya no podemos más con todo lo que tenemos que hacer en los hospitales.

De verdad todo lo que está sucediendo es como el título de la novela de García Márquez: Una Muerte Anunciada.

La situación que se vive estuvo y está anunciada pero los seres humanos seguimos sordos y ciegos y muchos en creencias que no les aportan nada.

Es la “Crónica de una Muerte Anunciada”

¿Sigue que este año la pasaremos igual que el 2020?

¿Cuándo llegará la vacuna a todos los seres humanos?

¿Estaremos que estos contagian a aquéllos que todavía no se la ponen y así hasta el infinito?

Este año parece ser que será de vacunación y contagio.

Muerte y más muerte es lo único que se oye.

Lo que se ve debía de suceder es que los que no quieren seguir recomendaciones deben hacerlo por su propio bien y el de todos.

La pregunta es ¿por qué los seres humanos no pueden crear una convivencia que les permita mejor vida?

Tendremos que aprender o como especie nos esperan días muy difíciles.

Los que gobiernan están desesperados porque no encuentran de qué otra manera engañar a los gobernados.

Estamos siendo testigos de hechos que  jamás pudimos imaginar de lo que hacen algunas personas para mantenerse en el poder.

La sociedad mundial parece estar en una locura total.

Es tiempo de que surjan líderes que den paz y generen la convivencia.

Los seres humanos de todos los países y de todos los colores lo demandan.

Lo demandan también todos los hombres y mujeres que mueren cada día.

Tiene que servirnos de algo todo lo que hemos vivido estos meses.

No hay otro planeta para irnos a vivir.

De existir no tenemos forma de llegar a él.

No hay otros recursos de los cuales podamos vivir.

Nuestro organismo biológicamente vive de lo que este planeta produce.

Lo que parece ser es que debemos hacer uso de la razón y las emociones que como seres humanos tenemos.

Este parece ser un año crucial.

Aprendamos a vivir aquí con los recursos que tenemos.

Aprendamos a convivir con los demás.

Y aprendamos a elegir a los que nos gobernarán.

Todo lo que ocurre es “LA CRÓNICA DE UNA MUERTE ANUNCIADA”.

Area de Opinión
Libre expresión de pensamiento.

Lea más de la autora:

%d bloggers like this: