Press "Enter" to skip to content

El tiempo lo dirá…

Políticamente Incorrecta

El tema central fue “la unidad”. No cabe duda que los discursos aguantan con todo, y que decir blanco y hacer negro, es la norma.

Viendo la inauguración del Biden-Harris, es difícil no quedarse anonadado, estupefacto, por el nivel de hipocresía que manifestaron. La Senadora Amy Klobuchar mencionó a Dios, habló de hombre y mujer, de los principios Republicanos sobre los cuales está fundado los Estados Unidos, en términos netamente conservadores. Básicamente contradijo todo lo que Harris, Pelosi, y demás líderes demócratas han dicho todo este tiempo.

Igual que la Pelosi, que después del ataque de Antifa y Blm al Capitolio el 6 de enero 2020, ahora ya no quieren quitarle los fondos a la policía, ahora la alaban. El año pasado apoyaron quitarle los fondos a las fuerzas del orden, los llamaban con términos peyorativos incluyendo racistas. No cabe duda que los políticos son “a conveniencia” para todo.

Queda claro que el establishment en Washington le tiene panico, envidia y odio a Trump. Los cambios que trajo serán revertidos. Le harán la guerra a la propuesta de Cruz sobre límite de tiempo de servicio. El odio a Trump y a lo que él representa sobrepasó todos los razonamientos. Los Demócratas rompieron la ley para perseguirlo.

Hablan de la Constitución, hablan de unión, pero a la mitad del país la insultan llamándola racista y otras cosas horribles, sólo por ser conservadores. No me parece que ese discurso sea para unificar. Pero eso es lo que le gusta a la mitad del mundo. A la gente le gusta oír discursos bonitos, aunque le mientan.

Hablaron de los padres fundadores, aunque han apoyado que el ala extrema del partido Demócrata exija quitar sus monumentos y eliminarlos de los libros de Historia.

Biden dijo que “los desacuerdos no deben ser causa de guerra”. Ojalá ahora que tienen el 100% del dominio de ese país, los Demócratas dejen de usar a sus dos alas terroristas para imponer su visión de país. Pero lo dudo. Quizás teme que se produzca la guerra civil que muchos han vaticinado será inevitable si la agenda demócrata es impuesta. 

El aborto, la ideología de género que va mucho más allá que el homosexualismo, triunfarán. Quizás ahora si aprueban la reforma a la Ley de Inmigración, cambian la estructura de la Corte Suprema de Justicia, cierran ICE, abren la frontera. No soy optimista. Pienso que continuarán apoyando la censura de todas las voces conservadores en todos los medios.

Veremos si los líderes demócratas sucumben a la presión de los radicales de su partido, o si vuelven a ser el partido de hace 20 años. Un partido liberal pero razonable. Respetuoso del tejido social y cultural de su país, impuestos altos, sindicatos fuertes, controles y reglamentando todo, pero no quitándole la libertad a su pueblo.

Veremos si no continúan la persecución a Trump y a todos los que trabajaron en su Administración. Biden habló de disentir en paz. Pelosi y Hillary dijeron ayer que no descansarán hasta nombrar una comisión bicameral en el Congreso para investigar y castigar a sus opositores. Harris ha apoyado el buscar venganza. Sus acciones nos dirán quién dice la verdad, si Biden o Harris/Pelosi et al.

Veremos si todo lo dicho en la inauguración es aplicado. Sólo así, sanará la sociedad estadounidense.

Los gringos pagarán más impuestos calladitos, pero no aceptarán que les quiten su derecho a portar armas, su derecho a profesar su fe, a opinar, y a cuidar de sus hijos cómo siempre lo han hecho.

Los líderes Demócratas trataron de impedir que Trump pueda correr nuevamente para las elecciones 2024. Por ahora, no lograron eso. Por algo Trump dijo nos vemos pronto, no adiós.

Así que no soy optimista, pero quiero serlo, y confiar en que Dios los ilumine para que esa plegaria que hicieron en la inauguración los lleve por el camino del bien. El tiempo y las acciones nos lo demostrarán.

Area de Opinión
Libre expresión de pensamiento.

Lea más de la autora:

%d bloggers like this: