¿Por qué es importante la Política Fiscal? Fascículo I

Crisol Literario

Primeramente expresar que ´Política Fiscal´ es un concepto ampliado al de ´Política Tributaria´.  La política tributaria es uno de los tres, principales, subconjuntos de la política fiscal.  El segundo gran subconjunto o componente de la Política Fiscal es la ´Administración de los Recursos Financieros´ que traducido en su expresión final sería el Presupuesto General de Ingresos y Egresos de la Nación. Constitucionalmente (Artículo 171 literal ´b´ de la Carta Magna) se indica que la responsabilidad de aprobar, modificar o improbar el presupuesto, recae en el Congreso de la República de Guatemala.  A este respecto, la sociedad guatemalteca está llamada a custodiar y vigilar, con enfoque de auditoría social, que se cumpla esa importante función bajo el amparo de la inspiración provista en el artículo primero de la Constitución Política de la República de Guatemala que en su parte conducente indica que: “ El fin supremo es el bienestar común”. Esto queda reforzado en el artículo 141 (de la Misma Carta Magna) en donde se decreta y determina que la soberanía radica en el pueblo.

Adicionalmente, la Política Fiscal integra un tercer esquema o componente denominado ´Gasto Público o Ejecución Presupuestaria´. Esto, constitucionalmente queda a cargo del Organismo Ejecutivo, lo cual se sustenta en el marco del ´Régimen Financiero´, específicamente en el Artículo 237  “Presupuesto General de Ingresos y Egresos del Estado”. Respaldado además, por la Ley Orgánica del Presupuesto (Decreto Legislativo 101-97) cuyo origen proviene del Articulo 238  de la Carta Magna Constitucional. Igualmente, el pueblo soberano de Guatemala goza de toda solvencia para ejercer sus derechos constitucionales de auditoría social frente a la ejecución presupuestaria. La base legal, para ello, es el  Artículo 141 de la Constitución Política de la República de Guatemala: “La soberanía radica en el pueblo quien la delega para su ejercicio, en los Organismos Legislativo, Ejecutivo y Judicial…”.  Así mismo, la auditoría social se fortalece en la Trilogía de Leyes Sociales: Ley de Consejos de Desarrollo Urbano y Rural (Decreto 11-2002), Código Municipal (Decreto 12-2002) y Ley General de Descentralización (Decreto 14-200).

Aprovechando el tema de la Trilogía de Leyes Sociales, es pertinente resaltar que Guatemala es de los pocos países de la región que tiene legalizado un foro de participación social “El Consejo Nacional de Desarrollo Urbano y Rural”  -CONADUR-.  Este foro de participación democrática debería continuar fortaleciéndose para dar vigencia social a los principios de transparencia, rendición de cuentas y auditoría social. Cuando estas características o principios universales se gestionan socialmente, se genera legitimidad de las acciones gubernamentales delante del soberano pueblo de todo país democrático.

Continuando el hilo conductor, es importante señalar que del mismo modo a la ´Trilogía de Leyes Sociales´, existe en el marco de la Política Fiscal un conjunto de regulaciones  legalmente validadas que dan vida a la recaudación tributaria: 1. Ley Orgánica del Presupuesto, 2. Ley para el Fortalecimiento de la Transparencia Fiscal y la Gobernanza de la Superintendencia de Administración Tributaria, 3. Código Tributario, 4. Ley del IVA, 5. Ley del Impuesto Sobre la Renta y 6. Ley Orgánica del Organismo Ejecutivo. En esta normativa queda inscrita la importancia del diseño y formulación de una Política Fiscal coherente con la política monetaria para el fortalecimiento del desarrollo socioeconómico del país. Ya que si ambas políticas (Fiscal y Económica) corren en dirección distinta, se asemejarían a aquellos vectores que transitando en dirección opuesta se anulan.

En otras palabras, una Política Fiscal mal diseñada afectaría directamente la microeconomía del país; pero también, si la Política Fiscal no es coherente con la Política Económica terminaría, igualmente, afectando las variables macroeconómicas (Inflación, Recaudación Tributaria, Producto Interno Bruto e Índice de Desarrollo Humano); con lo cual, se debilitaría el entramado del tejido social debido al crecimiento de la deuda pública y a la opacidad en la entrega de bienes y servicios de calidad, en tiempo oportuno. Afectaría, también, la producción económica por la vía de los impuestos y el déficit fiscal y terminará afectando la inspiración democrática “admitida y concebida” en la Constitución Política de la República de Guatemala de 1985. Reflexión “Todo esfuerzo del Banco de Guatemala -Banguat- de mantener en óptimo sostenible el desarrollo económico del país, por medio de equilibrar o balancear las variables macroeconómicas, quedaría contraído o disminuido si su gemela La Política Fiscal, va en sentido contrario”, (#Crisol Literario).

Existen políticas expansivas y políticas restrictivas, cuya aplicación está en función de la posición cíclica económica del país. En este sentido, la política Monetaria y la Política Fiscal ´gemelas´ deben actuar sincronizadamete para optimizar la recaudación tributaria. Si todo lo anterior va unido a la certeza jurídica, lamentablemente debilitada, el desarrollo socioeconómico del país se dibujaría en el marco de un futuro promisorio.

Ahora bien, en ocasión a la últimas sesiones del Congreso de la República referente al Presupuesto 2021 y frente al contenido analítico y de criticidad técnica que conlleva La Política Fiscal; es sensato y prudente, dar profundidad al presente ensayo recomendando a las autoridades consultar a los especialistas tanto del Banco de Guatemala (Junta Monetaria y Presidencia del Banguat) como del Ministerio de Finanzas Públicas (Dirección Técnica del Presupuesto) o bien, al Despacho Superior; que a su vez, coordina el Directorio de la Superintendencia de Administración Tributaria -SAT-. Seguramente ahí, en ambas entidades (Banguat y Minfin) se encontrará la respuesta que mejor explica los argumentos teórico-prácticos de éxito en la aplicación de una Política Fiscal que contribuya al fortalecimiento técnico del presupuesto planteado para el presente año, 2021.  No consultar, sería un error estratégico. Continuará…

Area de Opinión
Libre expresión de pensamiento.

Lea más del autor: