Los líderes en la segunda ola covid-19

Argentina y Chile comparten una línea limítrofe de 5000 km, lo cual la convierte en la tercera frontera más larga del mundo.