Press "Enter" to skip to content

Compromisos acordados en el Foro Mundial de Educación

Pinceladas Democráticas

Lo declarado en eventos que comprometen al Estado ante juramento en nombre de la patria; constituyen acuerdos que el MINEDUC está obligado ejecutar, con el agregado de considerar las secuelas del COVID-19.

Instituciones como la UNESCO Organización de las Naciones Unida para la Educación, la Ciencia y la Cultura, UNICEF,  Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, BANCO MUNDIAL, UNFPA, Fondo de población de las naciones unidas, PNUD, Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, ONU Organización de las Naciones Unidas Y ACNUR, Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los refugiados, 120 Ministros de Educación que suman más de 1600 participantes, todos expertos en Educación, se comprometieron a ejecutar acciones para considerar una educación, inclusiva y equitativa de calidad y un aprendizaje a lo largo de la vida para todos señalando puntos torales para alcanzar metas en el mediano plazo, con estrategias para mejorar la calidad educativa en la nueva normalidad, pero ¿Qué acciones se están considerando para cumplir esos compromisos y cuáles son los desafíos que se deben afrontar después de la pandemia?

Cuando se reúnen los tomadores de decisiones de educación en foros de Educación a nivel mundial y se comprometen en declaraciones, firmando tales compromisos constituyéndose en directrices visionarias para concretar la convivencia de paz y el bienestar para la humanidad y que al final se dejan al margen por atender intereses partidarios y compromisos políticos no permiten cumplir con metas tan claras que se señalan concretamente en los Objetivos de Desarrollo Sostenible y permita incorporar retos para promover una verdadera Reforma Educativa, en el marco lo negativo se convierta en el inicio de una nueva revolución de desarrollo socioeconómico en los países de la unión centroamericana.

En esos compromisos se señala y ratifican aspectos de una educación holística que garantiza una educación inclusiva, equitativa y de calidad, que pretende promover oportunidades de aprendizaje durante toda la vida para todos, deja claro la inspiración de una concepción humanista de la educación y de desarrollo basado en los derechos humanos y la dignidad, la justicia social, la inclusión, la protección, la diversidad cultural, lingüística y étnica y la responsabilidad y la rendición de cuentas compartidas, donde se afirma que la educación es un bien público, un derecho humano fundamental basada en garantizar la realización de otros derechos que los gobernantes descuidan, en donde sus asesores y los expertos se pliegan a intereses mezquinos para agenciarse de los recursos financieros que deben servir para atender las demandas de la comunidad educativa, mejorar las condiciones de vida y la formación del capital humano de la Nación.

En esos eventos en donde se gastan significativa cantidad de recursos del estado que provienen del pueblo, también se comprometen a trabajar esencialmente para fortalecer la convivencia de paz, práctica de la tolerancia, la realización humana y el desarrollo sostenible reconocen que la educación es clave para lograr el pleno empleo y la erradicación de la pobreza, además aseguran que la educación debe centrarse en los esfuerzos en el acceso, la equidad, la inclusión, la calidad y los resultados de aprendizaje, dentro de un enfoque de aprendizaje a lo largo de toda la vida.

Hay compromisos de velar que se proporcione educación primaria y secundaria con calidad, equitativa y gratuita y financiada con fondos públicos, durante doce años, de los cuales, al menos nueve tiene carácter de obligatoriedad consiguiendo así, resultados de aprendizajes pertinentes y contemplar al menos un año de educación preescolar de calidad, gratuita y obligatoria y que todos los niños tengan acceso a una educación, atención y desarrollo de la primera infancia de calidad.

Los participantes de esos foros mundiales sobre educación en sus declaraciones aseguran que la inclusión y la equidad es la piedra angular de la agenda de la educación transformadora y se comprometen a hacerle frente a todas las formas de exclusión y marginación, las disparidades y las desigualdades en el acceso, la participación y los resultados de aprendizaje y ninguna meta, puede considerarse lograda a menos que se haya logrado para todos, considerando a aquellos con discapacidades para evitar que nadie se quede atrás; estas afirmaciones son elocuentes, pero quedan debiendo en el que hacer educativo especialmente en el sistema educativo nacional de Guatemala.

En esas declaraciones reconocen la importancia de la igualdad de género para lograr el derecho a la educación para todos y eliminar la discriminación y la violencia por motivo de género en las escuelas. Además se comprometen con la educación de calidad y con la mejora de los resultados para lo cual es necesario, fortalecer los insumos, los procesos y la evaluación de los resultados y los mecanismos para medir los progresos y además se comprometen a velar porque los dicentes estén enterados, sean debidamente contratados, recibiendo una buena formación, estén debidamente cualificados profesionalmente, motivados y apoyados dentro de sistemas suministrándoles recursos suficientes, que sean y que estén dirigidos de manera eficaz, convidando que la educación de calidad fomente la creatividad y el conocimiento, garantiza la adquisición de competencias básicas de lectura y escritura y cálculo, así como de aptitudes, de solución de problemas y otras habilidades cognitivas, interpersonales y sociales de alto nivel. Además que la educación de calidad propicie el desarrollo de las competencias, los valores y las  actitudes  que permiten a los ciudadanos llevar la vida saludable y plena, que les permita tomar decisiones con conocimiento de causa y que responde a los desafíos locales y mundiales mediante la educación para el desarrollo sostenible.

Y finalmente se comprometen a promover oportunidades de aprendizajes de calidad a lo largo de la vida para todos y en todos los contextos en todos los niveles educativos, incluye un mayor acceso en condiciones de igualdad a la enseñanza y la formación técnica y profesional de calidad, así mismo vías de aprendizaje de calidad flexibles, se proporcione oportunidades de educación y capacitación de adultos, fortalecer la ciencia y la tecnología y la innovación y velar porque todos los jóvenes y adultos alcancen niveles de excelencia en alfabetización funcional y aritmética que sean pertinentes para el desarrollo humano.

Que belleza de compromisos de la educación en esas declaraciones; con eso basta para mejorar las condiciones de desarrollo de nuestro país, pero al volver a ver la realidad me parece haber soñado, porque el Estado está en deuda con la verdadera educación de los que soñamos que podemos reinventar a la patria añorada y que le apostamos a la educción para mejorar las condiciones de vida de todos.

Area de Opinión
Libre expresión de pensamiento.

Lea más del autor:

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

%d bloggers like this: