Press "Enter" to skip to content

Vamos por la CC

Kidon

El catorce de abril es la fecha en que los nuevos magistrados de la Corte de Constitucionalidad deberán tomar posesión por un período de cinco años. Debido a ello, el CSU, el Congreso de la República y el ilustre Colegio de Abogados y Notarios de Guatemala, han elegido a los abogados que los representaran.

De los tres titulares electos hoy día, dos cumplen los requisitos de idoneidad y honradez para ocupar tan digno cargo, y me refiero a Dina Josefina Ochoa Escriba, y Nester Vásquez Pimentel, pues, la designada por el Consejo Superior Universitario, Gloria Patricia Porras Escobar de Pacheco, carece de toda solvencia ética, moral y legal por haber sido elegida contraviniendo la ley.

Por ello, la FCT el día de hoy presentará un recurso de reposición, el cual impedirá que la magistrada pueda tomar posesión, hasta que el mismo no haya sido resuelto y notificado en todas las instancias legales, lo cual, obligaría por un lado a repetir el proceso electoral en el citado Consejo, y por el otro, a perder la prerrogativa de antejuicio con lo cual sería investigada y encarcelada, debido al tiempo que se tardarán en resolver las impugnaciones. 

Volviendo al tema de elección, ya la Corte Suprema de Justicia y el Organismo Ejecutivo manifestaron que esta semana elegirán a sus representantes, a través del proceso que establece la ley, y no a sabor y antojo del Procurador de los Derechos Humanos, ni del vicepresidente de la República, y mucho menos de las organizaciones de la supuesta sociedad civil o de la comunidad internacional, quienes para empezar no tienen legitimación alguna para inmiscuirse en asuntos que no son de su interés. 

Por ello, tanto el pleno de magistrados de la Corte Suprema de Justicia y el Presidente en Consejo de Ministros, deberán llevar la elección con valor y determinación, denunciando cuanto intento de coacción se haga en su contra, sin importar de donde provenga, esto con el objeto de designar a los mejores profesionales en beneficio del país. 

Así, esperamos que la integración de la nueva Corte de Constitucionalidad retome las bases por las cuales se constituyó, e inicie rápidamente a resolver y enmendar la plana de todas aquellas resoluciones políticas e ideológicas que causaron un grave daño a la certeza jurídica del país, ahora mediante la aprobación de sus ponencias cuatro a uno, es decir cuatro votos en favor de la institucionalidad.

Como el poder es efímero, pasa factura y nada queda impune, el quince de abril del año en curso se presentarán las denuncias en contra de los magistrados salientes de dicha Corte, que se auto ampararon y atentaron en contra del Estado de Derecho del país, y me refiero a José Francisco de Mata Vela y María Cristina Fernández García de Pinto, quienes deben ser encarcelados por haber socavado el cargo al que fueron designados.

Desde luego, los procesos judiciales los deberán enfrentar solos, sin la protección ni defensa de la prófuga ex fiscal Thelma Aldana, del ex comisionado Iván Velásquez, el exembajador Anders Kompass ni de los grupúsculos que un día los utilizaron para cometer tanta ilegalidad, quienes únicamente desde la comodidad de su casa o del extranjero los verán ingresar a prisión.

Area de Opinión
Libre expresión de pensamiento.

Lea más del autor:

%d bloggers like this: