Lo de no acabar

Petardo

La mayoría de los guatemaltecos estamos descontentos de darnos cuenta de que la corrupción ha ido creciendo con los años. Para comprender ese problema debemos saber que:

La corrupción política se refiere a los actos delictivos cometidos por funcionarios y autoridades que abusan de su poder e influencian a realizar un mal uso intencional de los recursos financieros y humanos a los que tienen acceso, anticipando sus intereses personales o los de sus allegados, para conseguir una ventaja ilegítima generalmente de forma secreta y privada. El término opuesto a corrupción política es transparencia. Según Hernández Gómez (2018), la corrupción se define como «toda violación o acto desviado, de cualquier naturaleza, con fines económicos o no, ocasionada por la acción u omisión de los deberes institucionales, de quien debía procurar la realización de los fines de la administración pública y que en su lugar los impide, retarda o dificulta.  Por esta razón se puede hablar del nivel de corrupción o de transparencia de un Estado legítimo.

Las formas de corrupción varían, pero las más comunes son el uso ilegítimo de información privilegiada y el patrocinio; además de los sobornos, el tráfico de influencias, la evasión fiscal, las extorsiones, los fraudes, la malversación, la prevaricación, el caciquismo, el compadrazgo, la cooptación, el nepotismo, la impunidad y el despotismo.  La corrupción facilita a menudo otro tipo de hechos criminales como el narcotráfico, el lavado de dinero, la prostitución ilegal y la trata de personas, aunque por cierto no se restringe a estos crímenes organizados y no siempre apoya o protege otros crímenes.

En Guatemala se han ido construyendo grandes edificios para oficinas, viviendas, almacenes etc. Y según se comenta algunos se deben al lavado de dinero donde se invierte para no ser controlados, si depositan ese dinero en los bancos. Se sabe que a los mismos bancos los han afectado substrayendo sobre los depósitos de sus clientes. Por otra parte, existen grandes chalets o casas particulares, donde van a parar la mayoría de damas para dar servicio de sexo, por problemas de su economía. En nuestras áreas de puertos marítimos se ha descubierto algunos casos de ingreso de mercadería, sin pagar sus impuestos en componendas con los que mandan en esas empresas, puestos por políticos partidistas para su negocio. Lo mismo pasa en las fronteras terrestres.

Actualmente se han incrementado las extorciones, algunas con el consentimiento de políticos que no sacan la cara y a los que se captura y aplica la ley es a los tontos útiles de gente con más poder. El narcotráfico es percibido como una de las amenazas a la estabilidad social, política, económica y seguridad del Estado, en virtud de la cantidad de recursos económicos que genera y que le permiten ocasionalmente hacerle frente, minando la estructura de la sociedad y del gobierno, al corromper a ambos. Por esto, es necesario hacerle frente como un problema de seguridad nacional y regional, para lo cual es necesaria la formulación de políticas y estrategias. El representante de la DEA expreso claramente que Los Estados Unidos ha invertido mucho dinero en ayudar a nuestros vecinos. Pero en Guatemala es difícil, porque se gastaba mucho dinero en fortalecer (la seguridad y justicia), pero cada vez que estábamos cerca de lograr algo, aparecía un político, al cual se le estaba afectado sus intereses, así mismo dio a conocer que personas que manejan el mayor capital en Guatemala también trataban de obstaculizar las investigaciones porque algunos de ellos están involucrados en la corrupción.

Es importante que los guatemaltecos comprendamos que no necesitamos para a tacar a lo corrupción en nuestro país de personas ajenas que son los propios consumidores de la droga, somos nosotros los guatemaltecos los que debemos de hacer cumplir lo que manda nuestra constitución política de Guatemala y comprendamos que el pueblo es el mandatario, es decir el que con sus impuestos paga los salarios que deberían de ir para las personas honradas capaces y que cumplen con la ley, de lo contrario debemos de quitar a los incapaces y mafiosos que no cumplen con nuestra constitución.

Area de Opinión
Libre expresión de pensamiento.

Lea más del autor:

Leonel Guerra Saravia

Médico y cirujano con maestrías de ciencias sociales, política, relaciones internacionales y filosofía.