Press "Enter" to skip to content

Y la vacunación ¿para cuándo?

Barataria

Ya esta más que demostrado que a este Gobierno lo único que le interesa son los negocios turbios que la pandemia le ha permitido hacer.

La pandemia causada por el COVID 19, sigue haciendo estragos por el mundo, sin embargo desde finales del año pasado y principios de este algunas farmacéuticas le dieron esperanza al mundo al afirmar que ya habían concluido las investigaciones, etapas y pruebas para producir una vacuna que fuera capaz de minimizar los efectos de la enfermedad y garantizar que, quien se contagie pueda superar la enfermedad.  Es así como los países del mundo, especialmente aquellos países ricos, ya han comenzado su programa de vacunación con los millones de dosis que contrataron desde antes que el proceso de producción de vacunas culminara. Sin embargo en Guatemala, ha existido un atraso significativo para la compra de vacunas, en primer lugar por ligarse al mecanismo denominado COVAX, de la Organización Mundial de Salud, como el único medio para adquirir vacunas.  A finales del año pasado, ni el presidente de la República, ni el Congreso estaban interesados en proveer de una normativa legal para permitir la adquisición de vacunas.  Luego de permitirle al Gobierno la utilización de miles de millones de recursos para “paliar la crisis sanitaria”, dinero del cual no se sabe a ciencia cierta cómo se utilizó, puesto que lo único que sabemos es de una serie de fondos que fueron creados por el Ejecutivo, para utilizarlo a manos llenas y de los cuales no nos han dado cuenta, pues las ultimas discusiones que se armaron en el Congreso de la República fue la de la malograda aprobación del presupuesto de la republica que era no solo exagerada sino que permitía al Gobierno continuar utilizando y haciendo piñata los recursos del Estado.

Del olvido de esta normativa que permitiría legalmente la compra de vacunas, fue hasta enero en la cual se aprobó el decreto que permite la compra de vacunas.  Como siempre, nuestro país llegó tarde a querer contratar las vacunas y únicamente esperanzados al mecanismo COVAX que de por sí  se sabe que perteneciendo a un organismo internacional como OMS, que en la pandemia ha demostrado su ineficiencia, pues la adquisición de vacunas no se ha logrado como debería de ser.  De hecho, al menos a mediados del mes de Abril en que estamos no parece que se tendrán las dosis adecuadas, no han llegado dosis de parte del mecanismo COVAX y ahora mismo se habla de la compra de vacunas a Rusia.

Lo deleznable de esta situación es que durante la pandemia el presidente de la República ha recurrido a un patrón que le ha permitido burlarse del pueblo y hacer de las suyas.  En realidad, el señor Giammattei ha seguido un patrón siguiente:  Por un lado ha mantenido la desinformación como estrategia de comunicación, no se da información certera de ninguna forma, durante la pandemia se dio información confusa, unas veces se emitía una limitación y luego el presidente  comunicaba otra, fue tal que en muchos casos no se sabía exactamente que hacer, muchos recuerdan aquella famosa frase del señor Giammattei de que se podría ir a comprar a “Doña Chonita”.  Aun hoy en día ha sido la falta de comunicación la forma en que el gobierno se ha aprovechado para crear un descontrol en la vacunación, en días de semana santa se divulgó la vacunación de adultos mayores, muchos fueron a recibir o probar recibir la vacuna en los centros “habilitados” en Gerona y el Parque Erick Barrondo; el resultado de esto es que al día de hoy no sabemos quienes fueron vacunados y quienes no, no sabemos cuando hay una segunda dosis y lo único que se puede pensar es que este caos creado por las mismas autoridades de salud y el señor Giammattei, sirvió para que muchas dosis fueran sustraídas y aplicadas a muchas personas que no es el personal de primera línea que atiende a la pandemia.  No me extrañaría que muchos funcionarios de gobierno, incluso el señor Giammattei ya esten vacunados, pero esto nadie lo sabra, porque de las miles de dosis donadas por la India, nadie sabe a ciencia cierta si ya fueron utilizadas todas, a quienes se vacuno o no.  Luego de todo el desastre de información causado por el Gobierno, ahora sí hay una plataforma en donde hay que registrarse, pregunto: ¿No era lógico crear esta plataforma desde antes?  ¿Qué tan difícil resulta crear una plataforma, si dos días después del desastre de tener ancianos haciendo cola hasta por ocho horas, ya se creo la plataforma?  Yo puedo pensar, que esta fue una estrategia del desvergonzado señor Giammattei sustraer dosis  para ciertas personas.

Luego, el patrón utilizado por Giammattei consiste en sobrepasar la crisis recibiendo donaciones.  Durante la pandemia, no obstante habérsele asignado recursos inmediatos, el Gobierno recurrió a donaciones, no hubo control de las mismas, pero el Centro de Gobierno esta de pies y cabeza metido en recibirlas y supuestamente canalizarlas.  Disuelto el famoso Centro de Gobierno, no se le puede pedir cuentas a don Miguelito sobre a dónde fue a parar tantas donaciones recibidas oportunamente y estando con limitaciones durante esa época, pues resultaría claro que no sabemos lo que aconteció.  Hoy en día el país, en pleno mes de Abril no ha recibido ni una sola vacuna comprada con el dinero del pueblo y mientras los guatemaltecos deben cuidarse muchísimo y muchos se han estado muriendo por la pandemia, el presidente su ufana de que recibió 5,000 dosis regaladas por Israel y 200,000 dosis donadas por la India, no hemos recibido las vacunas compradas a COVAX y estamos a la espera de saber cuándo vendrán las vacunas compradas a Rusia, la vacuna más criticada por la rapidez con que salió pero luego alabada por su eficacia, la famosa vacuna Sputnik.  Pasaran meses antes de que vengan dosis suficientes para inocular a los guatemaltecos, porque al menos estamos entendidos de que las autoridades de salud tienen un plan de vacunación dispuesto hasta que hayan suficientes dosis de vacunas, ya que de las 5,000 vacunas israelitas y las 200,000 vacunas de la India, sabremos muy poco, porque es evidente que no tendremos registro de las mismas.

Así las cosas, podremos estar completamente seguros de que la vacunación no será sino hasta ya entrado el año y de ser posible todavía tendremos que esperar hasta mucho tiempo mas adelante para recibir una dosis.  He llegado a pensar que primero las farmacéuticas del mundo van a empezar a vender a la iniciativa privada las vacunas y en Guatemala, van a llegar a precios exorbitantes antes que el Ministerio de Salud inocule a la población, porque ya esta más que demostrado que a este Gobierno lo único que le interesa son los negocios turbios que la pandemia le ha permitido hacer, la opacidad en la utilización de los fondos es mas que evidente y llegara el momento en el cual habrá vacunas para todos, pero quienes las puedan adquirir por compra podrán vacunarse y los demás deberán esperar mucho tiempo hasta que, el Gobierno se le ocurra ser eficiente al menos en este plano.

Area de Opinión
Libre expresión de pensamiento.

Lea más del autor:

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

%d bloggers like this: