OpiniónColumnas

Lo importante sobre la Cumbre Iberoamericana

Petardo

Las Cumbres Iberoamericanas de Jefes de Estado y de Gobierno (en portugués, Conferências Ibero-Americanas de Chefes de Estado e de Governo), (en catalán, Cimera Iberoamericana de caps d’estat i de govern); son las reuniones bienales —iniciadas en 1991, anuales hasta 2014— de los jefes de Estado y Gobierno de los diecinueve países de América y tres de la península ibérica (España, Andorra y Portugal) que mantienen vínculos culturales e históricos, así como económicos, con Iberoamérica.  Los miembros de pleno derecho que participan en ella son: Andorra, Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Costa Rica, Cuba, Chile, Ecuador,    El Salvador, España, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, Portugal, República Dominicana, Uruguay y Venezuela. Además de los miembros de pleno derecho existen otros miembros asociados, como Guinea Ecuatorial, que también es miembro de la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI), o Puerto Rico, que es un Estado libre asociado de los Estados Unidos, y no un estado independiente.  La Secretaría General Iberoamericana (SEGIB), como órgano permanente de apoyo institucional, técnico y administrativo de la Conferencia Iberoamericana, trabaja en estrecha colaboración con la Secretaría Pro-Tempore en la preparación de cada cumbre. 

Esta es la primera vez que Andorra acoge la Cumbre Iberoamericana, cuyo lema es “Innovación para el desarrollo sostenible. Objetivo 2030. Iberoamérica frente al reto del coronavirus”. Andorra, en calidad de Secretaría Pro Tempore de la Conferencia Iberoamericana, ha confirmado que acogerá la XXVII Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno desde este 21 de abril de 2021 en formato semipresencial, atendiendo a las medidas de prevención que exige la situación sanitaria en la región. La Cumbre Iberoamericana estará centrada en la innovación para el desarrollo sostenible y la recuperación post COVID-19, con especial énfasis en la innovación en los aspectos sanitarios, sociales, económicos y medioambientales de la recuperación. Guatemala participo y dio a conocer la experiencia en nuestro País.  Los guatemaltecos estamos conscientes que las medidas preventivas son las eficaces para el combate al coronavirus. Además, se tiene como una de ellas la vacunación, aunque se tiene preocupación de sus variantes.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos también están controlando dos variantes identificadas en Nueva York, B.1.526 y B.1.525, y otra variante identificada en Brasil, P.2. Las vacunas contra la COVID-19 se desarrollaron sobre la base de la proteína S del SARS-CoV-2, antes de que tuviera las mutaciones identificadas en estas variantes. Aunque la investigación da a entender que las vacunas contra la COVID-19 tienen una menor eficacia contra las variantes, al parecer continúan ofreciendo protección contra las formas graves de COVID-19. Es necesario realizar más investigaciones. Además, los fabricantes de la vacuna también están creando vacunas de refuerzo para mejorar la protección frente a las distintas variantes. Mientras tanto, mantén las precauciones para evitar la infección por el virus de la COVID-19.

Es importante que el Ministerio de Salud Pública de Guatemala, valiéndose de su juramento Hipocrático, Moral y ética les explique claramente a los guatemaltecos, sobre el Coronavirus, sus variantes, las diferencias de clases de vacunas que existen, su eficacia, complicaciones etc. Estoy seguro que la asistencia a la cumbre Iberoamericana, será de mucho valor para nuestro país.

Area de Opinión
Libre expresión de pensamiento.

Lea más del autor:

Leonel Guerra Saravia

Médico y cirujano con maestrías de ciencias sociales, política, relaciones internacionales y filosofía.

Avatar de Leonel Guerra Saravia