Press "Enter" to skip to content

La madurez del ser humano se puede resumir en lo siguiente:

Debemos Saber La Verdad

Madurez es la habilidad de controlar la ira y resolver las discrepancias sin violencia o destrucción:

  • es tener paciencia,
  • es la voluntad de posponer el abrazo inmediato en favor de un beneficio de largo plazo, 
  • es ser perseverante,
  • es la habilidad de sacar adelante un proyecto o una situación a pesar de tener fuerte oposición y retrocesos decepcionantes.

Madurez es la capacidad de encarar disgustos, frustraciones, incomodidades y derrotas sin quejas ni abatimientos: 

  • es ser humilde,
  • es ser suficientemente grande para decir “me equivoque”,
  • y cuando se esta en lo correcto, la persona madura no necesita experimentar la satisfacción de decir “te lo dije”.

Madurez es la capacidad de tomar una decisión y sostenerla. Los inmaduros pasan sus vidas explorando posibilidades para finalmente no hacer cosa alguna.

Madurez significa confiabilidad, mantener la propia palabra, superar la crisis. Los inmaduros son maestros de la excusa; son los confusos y desorganizados. Sus ideas son una confusión de promesas rotas, amigos perdidos, negocios sin terminar y buenas intenciones que nunca se convierten en realidad.

Madurez es el arte de vivir en paz con lo que no se puede cambiar.

Las experiencias místicas permiten ver la magnitud de la energía que se puede adquirir. Estas deben ocurrir con seres humanos que tienen el mismo estado de conciencia, porque si no es así somos rechazados. Hay que buscar la conciencia máxima, aprendiendo a llenarnos reflexivamente de energía, ya que la energía trae consigo las revelaciones y coincidencias. Estas nos ayudan a establecer un nuevo nivel de vida sobre una base permanente. Cuando ocurre algo más allá de lo posible en nuestras vidas, esto nos permite avanzar, nos convertimos en seres humanos más auténticos, alcanzamos un nivel superior y percibimos con claridad parte de nuestro destino. Hay que llenarnos de energía, de las revelaciones y de las coincidencias para que ocurran en forma más persistente. Al colmarnos de energía en forma permanente y madurar espiritualmente continuamos con nuestro perfeccionamiento como seres humanos. 

Espero que la información anterior sirva para que todos veamos como debemos madurar, para que nos comprendamos, nos llevemos bien y así podamos vivir mejor unos con otros.

Area de Opinión
Libre expresión de pensamiento.

Lea más del autor:

%d bloggers like this: