Press "Enter" to skip to content

A bajarse del pedestal…

Políticamente Incorrecta

No hay plazo que no se cumpla ni deuda que no se pague. A cada c… le llega su sábado. El que al cielo escupe en la cara le cae. Todos esos dichos folclóricos y coloquiales esconden gran sabiduría. Sabiduría que gente como Helen Mack y sus secuaces se rehúsa a entender. Y es lógico que se rehuse, si no entenderlo le ha generado millones de dólares, satisfecho buena parte de su venganza, y otorgado mucho poder en un país de líderes miopes y cobardes, y una población indiferente. Llegó la hora de ser iguales ante la ley, transparentes y responsables de sus actos. No más deidades.

Pero, ella que se decía Supernumeraria del Opus Dei, aunque publicó una foto en Twitter haciendo como que reza frente una imagen de la Virgen María, creo que más bien tiene un sólido pacto con el demonio. Ha apoyado todo lo que es contrario a la fe Cristiana Católica, y con ello, ofendido al único de cuya justicia nadie escapa (creyente o no).

En la jurisprudencia guatemalteca existen los siguientes tipos de organización no gubernamental: 1. Asociaciones sin fines de lucro (asociaciones civiles, comités de obras sociales, patronatos, fundaciones), 2. Asociaciones gremiales (colegios profesionales o sindicatos), 3. Asociaciones comunitarias o de vecinos (de vecinos, comunitarias de desarrollo, comunidades de pueblos indígenas, cocodes, consejos municipales de desarrollo, comités educativos y juntas escolares), 4. ONGs para el desarrollo (fundaciones o asociaciones civiles), 5. y las no lucrativas (cooperativas o sociedad).

El Decreto Ley 2-2003 da vida a las asociaciones civiles dentro del marco de las ONGs para el desarrollo, e incluye las fundaciones (la 4). Ese es el decreto que viene reformado por el Decreto 4-2020, conocido cómo Ley de Fiscalización de las ONGs. Esta semana, la Corte de Constitucionalidad en total apego a la Ley, denegó el amparo introducido por la Fundación Mack y otras afines a ella para impedir que el decreto 4-2020 entrase en vigencia. La fiscalización entonces va, sí o sí.

El Decreto 4-2020 establece que el gobierno no impedirá la inscripción de las ONGs, pero tanto las nacionales como las extranjeras serán fiscalizadas. Deben identificar su actividad sin ambigüedades y hasta lo podrán hacer en línea, para facilitarles el proceso.

Las nacionales deberán reportar los ingresos que reciban nacionales o extranjeros, independientemente de su origen y pagar los impuestos respectivos. Deben declarar el origen y el destino de los fondos, que no pueden violar ninguna de las leyes vigentes en el país, incluida la sedición. Ahí le cortaron el combustible a los que usan los fondos para paros, bochinches, invasiones, violencia, etc.

De igual forma, entes como la Open Society Foundation o la Soros Foundation de George Soros, la Ford Foundation, la Seattle Foundation, la Fundación Gates, etc ahora no sólo deben pagar impuestos sino justificar sus programas, su mera existencia en Guatemala. Eso afecta por ejemplo, a entes cómo el Colegio Americano de Guatemala o la Fundación del Valle de Guatemala porque no podrán continuar enseñando a los niños cosas contrarias a nuestra Constitución Política (cómo el concepto de matrimonio, que Guatemala reconocen 2 sexos y la protección a la vida desde su concepción). De no acatar esto, quedan sujetas a que los padres los demanden y se tendrán que atener a las consecuencias.

Toda acción tiene una reacción, e implica responsabilidades que deben ser asumidas. Les guste o disguste a quien guste o disguste. Y aplica a todos y cada uno de las personas que habitamos en un país basado en leyes. Deberán responder por sus responsabilidades con su patrimonio. O sea, dónde les duele. Se deben inscribir en la SAT con personería jurídica debidamente registrada. Toda la información será pública, incluyendo donaciones recibidas.

También se le acabó a la chairada la inscripción de ONGs con la misma gente, formato, objetivos etc. Les darán 15 días para justificar su existencia, y si no lo hacen, la más antigua inscrita quedará y las siguientes serán canceladas. Las cuentas bancarias deben estar a nombre de la ONG, ya no de particulares.

Y finalmente, merece mención especial el Artículo 13 que incluye que serán sometidos a los tribunales penales si utilizan sus fondos para cualquier actividad contraria a nuestras leyes tipificada como contraria al orden público. Codeca, Cuc, Conic, Fundación Mack, etc, estarán que patalean y se rasgan las vestiduras pero se les TERMINÓ LA FIESTA.

Si violan cualquier disposición dependiendo de que sea, serán sancionadas o pueden ser disueltas por voluntad propia, y por disposición del MP, la SAT, la Contraloría o el Ministerio de Gobernación.

Les llega su sábado a los intocables “semidioses” finalmente. Alguien porfa que le done kleenex a las Mack, Rigoberta Menchu, Mamfredo Marroquin, Daniel Pascual, etc.

Area de Opinión
Libre expresión de pensamiento.

Lea más de la autora:

%d bloggers like this: