Press "Enter" to skip to content

¿Y la vacunación para cuando?… Segunda Parte

Barataria

Hace exactamente un mes escribí un artículo que titulé ¿Y la Vacunación para cuando? En la que criticaba el manejo del proceso de compra y obtención de vacunas el cual ha sido manejado con una total ineptitud de parte de las autoridades del Gobierno, especialmente del Ministerio de Salud Pública cuya Ministra ha sido más o menos una suerte de chivo expiatorio en quien recaen todas las críticas, sobre decisiones que seguramente no ha tomado o las toma por designios del señor Giammattei.  Ha sido tal, la actuación de la señora Ministra que en muchas citaciones al Congreso de la República, o ante los medios da respuestas a medias, ignora ciertos temas e incluso desconoce fechas en las que vendrán al país vacunas.  Luego del escándalo que se armó con una publicación de un medio escrito en el cual se indicó que se negoció con Rusa la compra de un significativo un número de dosis de vacunas Sputnik V (16 millones en total), y que ya se ha pagado una considerable cantidad de dinero para dicha compra, la Ministra fue incapaz de hablar con claridad sobre el tema, no indicó la forma en que se negoció la compra de vacunas, quiénes iniciaron los contactos con Rusia y el porqué no se negoció la compra de vacunas a la usanza de lo que hizo Honduras que está pagando contra entrega, en tanto que aquí se pagó casi la totalidad de las dosis negociadas.  Además de ello, como una sorpresa hasta para la misma Ministra de Salud, surgió el tema de que no se había considerado en el costo de la compra de vacunas a Rusia, el transporte y seguro por lo que las dosis se encarecían en algún costo y que la Ministra (como si estuviera comprando maíz en la Terminal) indicó que este costo no lo habían considerado, pero que necesariamente habrá que pagarlo.

Lo cierto es que hablar de la negociación del Gobierno de Guatemala en la compra de vacunas Sputnik V a Rusia es hablar de “negocios de ciertos funcionarios de Estado”.  La negociación se hizo a través de el Fondo Ruso de Inversión, pero no se hizo directamente con dicho fondo, sino a través de una empresa creada en Rusia para negociar la compra de vacunas.  Esta empresa, llámenle bróker, intermediario, agente o coyote, lo cierto es que el Gobierno de Guatemala en ningún tiempo negoció directamente con el Gobierno de Rusia ni con el Fondo de Inversión de Rusia que es institución gubernamental, sino lo hizo con terceros que, de acuerdo a la ley que permitió la compra de vacunas debería ser directamente con el fabricante y en el caso de Rusia con el fondo ruso. Ahora, no solo tenemos dudas con el intermediario, no sabemos los términos de la negociación y si me apuran, ni siquiera sabemos si hay alguna comisión de por medio y además de ello, el transporte de las vacunas deberá hacerse con algún tercero.  Todo esto, si ya tenemos dudas de cómo el señor Giammattei y sus secuaces han manejado los fondos autorizadas de la pandemia y del cual no nos han rendido cuenta, claro esta que la compra apresurada de 16 millones de dosis a Rusia, que prácticamente agotó el fondo de dinero dispuesto para la compra de vacunas, nos presentan dudas y seguramente en unos años vamos a ver muchos millonarios que se hicieron de la noche a la mañana de casas, carros, fincas y casas de descanso o aeronaves a costa del erario público sin haber rendido cuentas de nada.

Al día de hoy, Rusia nos ha enviado de 16 millones de dosis compradas y pagadas básicamente casi todas, únicamente 50,000 dosis es decir que “nos deben” 15,950,000 millones de dosis, pese a que se les ha pagado mucho dinero casi todas.  Sin embargo, las explicaciones dadas por una funcionaria de la Embajada de Rusia en Guatemala, no hacen más que una defensa oficiosa de una negociación oscura cuyos datos surgen a la opinión publica porque se causo un escandalo ya que de otra manera no nos hubieran dicho nada en absoluto.  La funcionaria rusa habló cosas paralelas, sin embargo decir que las dosis pueden tardar porque hay mucha demanda no es una explicación de una diplomática que a la larga lo único que hace es agregar mas ingredientes a la polémica, porque de esa manera mejor su hubieran realizado compras como lo hace Honduras contra entregas, ya que pagar por una totalidad de dosis sin recibir ni siquiera el 25% de las mismas es una tontería.

El presidente Giammattei y sus secuaces lo único que demuestran es que, cuando de ver de dónde sacan coimas, mordidas o dinero que pueda quedar en sus bolsillos son cínicos y nos les importa la salud del guatemalteco, esta compra de vacunas a Rusia no es un mal negocio, es un pésimo negocio.  Es como si yo necesitara medicina para toda mi familia, y voy a la farmacia a comprar 15 dosis del medicamento, me dice el farmacéutico que no lo tiene consigo pero puede enviarlo a traer a otra sucursal pero debo de dejar pagado el precio total de las vacunas.  Luego yo dejo pagado la totalidad del precio y además me insinúa que lo llevaran a casa.  Al cabo de un tiempo, llamo a la farmacia y me dice que no tiene las 15 dosis pero me puede enviar 1 de las dosis y dejar pendientes 14, con la consabida razón de que, debo pagarle al motorista por llevarlo a mi casa ya que el flete no estaba en el trato.  Esto se agravaría aún más cuando yo, buen negociador, decido no irle a reclamar al farmacéutico y exigirle cúando va a entregarme las restantes 14 dósis, le pido a mi esposa que vaya a otra farmacia a cotizar más dosis en lo que me envía, cuando al farmacéutico le dé la gana las restantes 14 dosis, el problema es que el dinero se me está acabando porque pague todas las dosis.  Pero como soy optimista, pienso que a lo mejor mi vecino y mejor amigo me puede dar regaladas 2 dosis más, porque tengo que empezar a inmunizar a mi familia y pues aunque sea “de regalado” lo hago.  Pareciera que todo lo que acabo de decir no solo raya en lo rídiculo sino que es una severenda estupidez, pero eso es lo que está haciendo el señor Giammattei y sus secuaces con el dinero y salud del pueblo, las vacunas y la inmunización.  Todo ¿Porqué?  Porque al Gobierno le brillan los ojos cuando se trata de negocios del Estado y prefiere ver de dónde saca dinero para sí, que solucionar los problemas del pueblo.  Es un error y siempre lo será la negociación con Rusia de las Vacunas.  Comprar una cantidad considerable de dosis, pagar casi todas y no recibir ni el 1% de las mismas es dignó de un idiota, además de quedarse sin dinero para ir a otra farmacéutica a poder negociar más dosis.

Recientemente escuché una entrevista que se le hizo al Canciller Brolo, quien tuvo mucho que ver en los contactos con Rusia, puesto que no fue a través del Ministerio de Salud los contactos sino a través de la Cancillería esto se deduce de la presencia del Canciller y la funcionaria de la embajada Rusa en Guatemala ante la recepción de las primeras dosis de la Vacuna Sputnik.  En la entrevista en meción el Canciller Brolo aseguró que hay contactos con Cuba y Taiwán por la vacuna que producen, incluso afirmó que tiene programado un viaje a Taiwán para establecer contactos en relación a la vacuna que esta en fase de aprobación y posiblemente obtener algunas de estas.  La pregunta del millón es ¿Porqué no viaja a Rusia para hablar personalmente con los señores del Fondo Ruso de Inversión?  ¿Pues la respuesta cae por si sola “ese negocio esta cuadrado” no hay nada que hacer sino esperar a que a Rusia se le pegue la gana y disponga otras 50,000, 100,000? Ó 200,000? Dosis para enviárnoslas y seguir debiéndonos millones de vacunas.  Seguramente ese negocio no es de exigir, porque hay un entramado de conexiones de por medio que han dejado a algunos con suficientes vueltos.  El Canciller prefiere ir a Taiwán, a amenazar a la isla con que si no posiblemente Guatemala tendrá que establecer relaciones con China Continental y ellos con gusto, con tal de tener a Centroamérica de su lado, es capaz que no solo nos envían los millones de vacunas de regalado, sino que además hasta nos montan la infraestructura para la vacunación, porque hasta en eso es inepto el actual gobierno.  El presidente prefiere, ir a México y traer la gran noticia de que Guatemala va a cooperar en la tercera fase de la elaboración de la Vacuna en ese país, y con ello nos deja contentos.  O acudier a la solidaridad cubana y con ello posiblemente al tener ellos una vacuna nos “regalan unas”.

Entre tanto, nos debemos contentar con que se gastaron los miles de millones destinados para las vacunas en el negocio Ruso, cuyas autoridades gubernamentales no son ni lo más transparentes, ni los más pulcros al momento de gestionar negocios del Estado y con ello pues no nos podemos fiar que no hubo nada de por medio.  Pero, como de paliar la situación se trata, estamos recibiendo donaciones de vacunas y buscando más, recibiendo las vacunas compradas a Rusia a cuentagotas, recibiendo dosis de vacunas del mecanismo Covax de poco en poco, y con un Canciller yendo de aquí para allá buscando más donaciones, esperando que con ello vayamos vacunado, aunque sea para “taparle el ojo al macho” a la población de centros urbanos, especialmente de la ciudades, porque aquellos de la Guatemala profunda, que se olviden que tendrán vacunas pronto.  Vuelvo a Preguntar ¿Y las vacunas para cuando?

Area de Opinión
Libre expresión de pensamiento.

Lea más del autor:

A %d blogueros les gusta esto: