Press "Enter" to skip to content

Importancia de la convivencia en paz

Poptun

El pasado domingo 16 de mayo, se conmemoró el Día Internacional de la Convivencia en Paz. 

El 8 de diciembre de 2017, la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas -ONU- en cumplimiento al postulado de lograr la cooperación internacional para resolver problemas internacionales de carácter económico, social, cultural o humanitario y para promover y estimular el respeto de los derechos humanos y las libertades fundamentales de todas las personas, sin distinción por motivos de raza, sexo, idioma o religión;  reconoció la importancia de la convivencia pacífica en la sociedad, motivo por el cual declaró el 16 de mayo Día Internacional de la Convivencia en Paz. 

La ONU ante el compromiso de mantener la paz en el mundo, realizó la declaración con el propósito que la comunidad internacional adopte medidas para suscitar la tolerancia, la solidaridad, el respeto, la inclusión y la paz a nivel mundial.

El reconocimiento del 16 de mayo como Día Internacional de la Convivencia en Paz, por parte de la ONU, es muy significativo en estos tiempos donde todo pareciera que está empeorando en el mundo y cuando observamos una creciente polarización política, racismo, homofobia, xenofobia, entre otros tipos de discriminación.

Estas posiciones discriminatorias e intolerantes derivan en violencia y convulsión social, que, muchas veces, en lugar de frenarse y denunciarse por la sociedad o por las autoridades con la intención de romper la cadena de odio, de forma contraria se alimenta con el apoyo o aquiescencia hacia los que cometen las acciones arbitrarias.

Las Naciones Unidas, declara que convivir en paz es saber aceptar las diferencias, ser capaces de escuchar, reconocer, respetar y apreciar a los demás, así como vivir juntos pacíficamente. 

Definitivamente, para vivir en armonía, es necesario ser comprensivos y abiertos a la idea que nadie es dueño de la verdad absoluta.  En diferentes ocasiones, se desea que otra persona actúe igual que nosotros, no obstante, cada persona observa cada situación desde su punto de vista, porque cada ser humano es un ser único que crea su propio sentido del mundo basado en su historia de vida que igualmente es única.

En el plano social, vivir en paz, no sólo es la ausencia de guerra, sino que es el bienestar generalizado que se experimenta cuando se vive en plena libertad, lo cual se logra cuando el Estado actúa con justica, respeta la dignidad de las personas y se garantiza la libertad y la paz social.  Para que exista paz social, el Estado debe responder a las necesidades de su población, debe planear y ejecutar sus recursos de forma eficiente, eficaz y transparente, pero especialmente promueve la equidad y justicia independiente e imparcial. 

Cada persona y sociedad alcanzará la paz, cuando tenga la capacidad para cambiar los momentos y circunstancias violentas que generan en el problema o en las posiciones intransigentes, por acciones de diálogo, comunicación efectiva, y de tolerancia para solucionar cualquier conflicto.

Por todos estos motivos, la ONU merece un aplauso, al formar la conmemoración de un Día tan valioso que destaque la necesidad de erradicar la intolerancia, y suscite los valores de la paz, solidaridad, inclusión y respeto a nuestros semejantes, entre otros, con el fin de vivir pacíficamente. 

Sin embargo, la conmemoración del Día queda vacío y sin contenido, si no se adoptan las medidas gubernamentales para identificar, investigar y sancionar aquellos actores políticos y sociales que engendran discursos de odio con el propósito de generar impunidad y antivalores, y que sólo alimentan la polarización, el racismo, la homofobia, la xenofobia. Es necesario eliminar la discriminación, el estigma y prejuicio, porque estas condiciones sólo enferman a la colectividad, y son un obstáculo para crear progreso y producir una sociedad más igualitaria.

Area de Opinión
Libre expresión de pensamiento.

Lea más de la autora:

A %d blogueros les gusta esto: