OpiniónColumnas

Consejos para la Vida

Debemos Saber La Verdad

Existen cuatro cosas en la vida que jamás se pueden recuperar:

La piedra, después que se ha tirado
La palabra, después que se ha dicho
La ocasión, después que se ha perdido
El tiempo, después que ha pasado

Se debe tener:

Respeto por si mismo
Respeto por los demás
Responsabilidad por las actuaciones

Hay que dar mucha importancia al poder que tiene:

Una sonrisa sincera
Una palabra de aliento
Un reconocimiento desinteresado
Un cumplido sincero
Un oído que escucha
Un abrazo fraternal
Una palmada en la espalda
Una muestra de preocupación

Se deben cuidar:

Los pensamientos porque se vuelven palabras
Las palabras por que se vuelven actos
Los actos porque se vuelven costumbres
Las costumbres porque forjarán el carácter
El carácter porque formará el destino
Y el destino porque será la vida propia

También hay que esforzarse en:

Amar
Decir la verdad
Ser persona honesta, responsable y buena
No poseer más de lo necesario ni lo ajeno
Ganar del trabajo y el esfuerzo
Comer y beber lo que se necesite
Nunca tener miedo
Respetar las creencias de los demás
Buscar lo mejor para todos
Ver a todos con igualdad

No hay que:

Creer en todo lo que se oye
Gastar lo que se tiene
Dormir tanto como se pueda 

Cuáles son los factores que destruyen al ser humano

La actuación política sin principios
El placer sin compromiso
La riqueza sin trabajo
La sabiduría sin carácter
Los negocios sin moral
La ciencia sin humanidad y
La oración sin caridad


La vida me ha enseñado 

Que el ser humano es amable, si yo soy amable
Que los humanos están tristes, si estoy triste
Que todos me quieren, si yo los quiero
Que todos son malos, si yo los odio
Que hay caras sonrientes, si les sonrío
Que hay caras amargas, si estoy amargado
Que el mundo está feliz, si yo soy feliz
Que el ser humano es malhumorado, si yo soy malhumorado
Que los humanos son agradecidos, si yo soy agradecido

Con todo me he dado cuenta que el ser humano es muy extraño porque

Nacer no pide
Vivir no sabe
Y morir no quiere

Y puedo ampliarlo diciendo que los seres humanos

Pierden la salud por juntar dinero, después pierden el dinero para recuperar su salud.
Por pensar ansiosamente en el futuro olvidan el presente, de modo que acaban por no vivir ni el presente ni el futuro.
Viven como si nunca fueran a morir y mueren como si nunca hubiesen vivido.

Todos tenemos que estar siempre listos para dar.  Esta reflexión te puede animar a que sepas que eres un ser humano especial, el Creador nos ha dado talentos y habilidades y sólo tú puedes realizarlos que es el propósito para el que naciste. 

Nunca te permitas desanimarte y pensar que tu vida es insignificante y que no se puede cambiar, porque recuerda siempre que la parte más importante de lo que eres, es lo que hay dentro de ti.

Todo lo que hagas siempre dejará una señal.
Siempre puedes corregir tus errores.
Lo verdaderamente importante está dentro de ti.
En la vida recibirás dolorosos piquetes, los cuales solo harán de ti un ser humano mejor.
Para llegar a ser mejor debes permitirte a ti mismo ser guiado por el Creador

Al Caminar:

No camines delante de mí, puede que no te siga
No camines detrás de mí, puede que no te guíe
Camina junto a mí y estaremos juntos

Area de Opinión
Libre expresión de pensamiento.

Lea más del autor: