Press "Enter" to skip to content

Carta abierta a los gobiernos de Guatemala y Estados Unidos de Norteamérica

Desde Mi Trinchera

Nuestra patria se encuentra atrapada en un ajustado y negativo nudo político, debido a la lucha de estructuras criminales que han querido cooptar nuestro Estado, con el fin de poder hacer realidad sus sueños políticos, económicos e ideológicos frustrados; han operado por años, bajo esquemas y estrategias muy bien escalonadas, con el apoyo de organizaciones internacionales y algunas embajadas, que usando fundaciones, ongs y grupos no representativos, autodenominados como “sociedad civil”, han financiado y patrocinado a diferentes personajes para colocarlos en puestos estratégicos de nuestro Estado, tal fue el caso de las ex fiscales del Ministerio Público, Claudia Paz y Paz, Thelma Aldana, y la ex magistrada Gloria Porras en la Corte de Constitucionalidad, queriendo engañar y manipular la opinión de la comunidad internacional.

Como cualquier país libre y soberano, Guatemala goza de los mismos derechos y obligaciones en materia diplomática, los tratados y convenios que se han suscrito garantizan el respeto y armonía en las relaciones con las demás naciones, sin importar que sean potencias mundiales económicas y militares, o países geográficamente pequeños en vía de desarrollo. En 1969 se aprobó un instrumento multilateral, constituido como un Código en materia de tratados internacionales, el cual se llama Convención de Viena, y es necesario en este caso remarcar el preámbulo de la misma, como lo remarca sus incisos d) sobre la resolución de las controversias a través de medios pacíficos y la aplicación de los principios de la justicia y del derecho internacional, y e) La preeminencia de los principios de derecho internacional, incorporados en la Carta de la ONU: libre determinación de los pueblos; igualdad soberana e independencia de los Estados; NO INJERENCIA EN LOS ASUNTOS INTERNOS DE OTROS ESTADOS.

La Constitución Política de Guatemala, es explicita y clara, para que la pueda entender USA y cualquier otro país; Guatemala es un Estado LIBRE, INDEPENDIENTE Y SOBERANO, su soberanía radica en el pueblo quien la delega, para su ejercicio en sus únicos 3 Organismos, Legislativo, Ejecutivo y Judicial, jamás subordinados entre ellos mismos y mucho menos a las políticas internacionales o intereses mezquinos de cualquier otro país. Las relaciones con cualquier otra nación están normadas de conformidad con los principios y reglas, garantizando el beneficio mutuo y equitativo entre los Estados, las políticas y relaciones con los Estados afines, obligatoriamente deben ser análogas a los intereses de Guatemala, en un marco de amistad, solidaridad y cooperación.

Por lo anterior manifestamos:

1.      Nuestro total rechazo, ante los actos de injerencia, y falta de respeto a la soberanía, y justicia de Guatemala, cometido por la Vicepresidente de los Estados Unidos de Norte América, Kamala Devi Harris, al reunirse en su calidad de vicepresidente, con la señora Thelma Aldana, personaje, quien tiene procesos penales abiertos, y su estatus actual ante la justicia guatemalteca es el de PROFUGA, además, en la misma reunión estuvieron presentes, la ex fiscal general  Claudia Paz y Paz, y la ex magistrada Gloria Porras, es de resaltar que ambas personas, no sustenta ningún cargo o puesto público, en nuestro Estado y tampoco representan, o son el sentir de la sociedad guatemalteca, más bien representan y trabajan para un grupo ideológico, perteneciendo a una estructura criminal, de poder paralela que debe ser investigada.

2.      Exigimos al Presidente Alejandro Giammattei, se pronuncie de una manera enérgica y con la dignidad necesaria, ya que la ausencia de carácter y el desentendimiento, ante esta grave injerencia, representara una falta de respeto al pueblo de Guatemala, y una cobardía que será recordada como una vergüenza en la historia política de Guatemala, además que ordene y gire instrucciones al Ministro de Relaciones Exteriores, Pedro Brolo, para que presente las protestas diplomática respectivas, y condene este acto descarado en contra de nuestra patria; de no hacerlo, estarían incurriendo en una serie de delitos, empezando por el de “incumpliendo de deberes”.

Le hacemos saber al gobierno demócrata de USA, que la corrupción no es un problema, que puedan sufrir solo los gobiernos latinoamericanos, corrupción al más alto nivel se da en potencias mundiales, como la suya, siendo ya hora de combatirla no solo de estar “viendo la paja en ojo ajeno”.  Los ciudadanos estadounidenses, tienen el derecho de fiscalizar y saber el destino final, de cientos de millones de dólares, de sus impuestos, que terminan en cuentas de grupos, y personas particulares, que se están enriqueciendo con ellos, que además, con los mismos, financian actos terroristas y desestabilizadores, dentro del Estado guatemalteco, derivando de esas acciones, la perdida de intereses y capitales de muchas compañías estadounidenses, que han terminado con pérdidas millonarias, representando un daño directo a la economía de USA; agregando que la corrupción, también es proteger, y encubrir, a personajes, que son solicitados por los juzgados guatemaltecos, siendo estos, los ÚNICOS que pueden dictaminar la inocencia o culpabilidad de los imputados en actos delictivos, cometidos en territorio guatemalteco, bajo las garantías del debido proceso, los Estados Unidos de Norteamérica, ni ninguna otra nación, pueden, ni tienen el derecho, emitir opinión de carácter oficial, que puedan interferir u afectar, en las acciones judiciales, y en las políticas internas de Guatemala, como país libre, soberano e independiente.

POR LA VERDAD Y CON LA VERDAD, POR UN VERDADERO Y LEGÍTIMO ESTADO DE DERECHO

Area de Opinión
Libre expresión de pensamiento.

Lea más del autor:

%d bloggers like this: