OpiniónColumnas

Cuando una amiga se queda

Chachalaqueando con Uthzie

Respondí a la llamada telefónica…  escuché con atención al anuncio oficial de la partida de Fabi de este mundo físico… llegó la hora, para mi maestra de la inspiración.

image 3
Fabi

Estamos aquí, en el mundo, en un SER para la muerte, no importa lo que hagamos, nuestro rol y/o nuestros planes, la muerte es el horizonte, el fin de las experiencias humanas, y la posibilidad que siempre está presente. Así que es mejor no ir por la vida sin pensar en esta posibilidad, que está segura para todos. 

En mi experiencia he comprobado que, de lo más bello de la muerte, es que hace que la vida importe, esa llamada me provocó dolor, el dolor de la finitud, pero momentos después sonreí por el trayecto de mi relación con Fabi. ¿Qué favorecí? favorecí la vida, los momentos compartidos, las experiencias, las conversaciones, las risas, las lágrimas, las alegrías y las preocupaciones, FAVORECI la vida. 

Las personas enfermas son nuestros maestros, pongámosles atención, saquemos lecciones de ellos, son 

inspiración en nuestro quehacer diario, no hace falta aprender de una enfermedad terminal un «simple catarro» nos puede enseñar a valorar los olores. 

Decir adiós es doloroso, pensé en sus hijos, su mamá, su hermana, su familia y amigos, experimentar su pérdida fue y es doloroso, pero su vida da significado a quienes la amamos. Los honro desde estas letras y dedico este sentimiento. 

¿Será posible superar una pérdida? Desde el corazón sé que al ponernos en contacto con el silencio dentro de cada uno reconociendo que todo en esta vida tiene un propósito, iniciamos el camino correcto para sanar el dolor. Conocí a Fabi gracias a AmandoT (grupo de apoyo para mujeres con cáncer) en la primera actividad en la que tuve el privilegio de colaborar, impartiendo el taller «La fiesta de la vida» ese día comprobé como que, como asegura E. Kubler Ross «No hay errores, no hay coincidencias, Todos los eventos son bendiciones que se nos dan para aprender» después de ese encuentro todo se trató de compartir  la vida, para mí y para muchísimas personas más… a partir de allí la personalidad, ejemplo y fortaleza de Fabi fue una bomba expansiva de vida.

Así que hoy mi corazón y muchos corazones, estamos tristes y alegres ¿será eso posible? claro; porque estamos aprendiendo que la muerte solo es un síntoma de que hubo vida. (Mario Benedetti)

Las grandes despedidas como esta, pueden ser hermosas, pero en realidad sólo son de utilidad para los que estamos vivos. No temamos a la muerte, Platón creía en la existencia del alma, considerando que la muerte era su separación del cuerpo y que tras ella esta volvía al mundo de las ideas y esas ideas nos acercan y reviven al que ya no está, por eso creemos que, de alguna manera, la muerte no existe, porque las personas sólo mueren cuando se les olvida, y mientras recordemos, siempre estarán con nosotros. 

Don Bosco decía que «la muerte no espera a ninguno», hagamos de la vida, algo más solemne, más importante, más fecundo y alegre, que no nos queden risas pendientes, que la muerte nos llegue cuando hayamos amado mucho, cuando tengamos el sentimiento de haber cumplido con el propio deber, cuando sintamos que vivimos de forma intensa; porque estoy segura de que quien se va en paz, un buen recuerdo deja.

Los que se han adelantado no nos dejan, ellos con el amor, los recuerdos y las experiencias se quedan.

Descansa en paz amiga, tú te quedas

Area de Opinión
Libre expresión de pensamiento.

Lea más de la autora:

Uthzie Maza de Armas

Licenciada en Psicología Familiar, Licenciada en Administración de Empresas.

Avatar de Uthzie Maza de Armas