Press "Enter" to skip to content

¡No todo está perdido!

Mirilla Indiscreta

Le pedí a Don Edmundo, que se tomara esta semana de descanso, para poder abordar sin mi alter-ego, en un corto mensaje, lo que pienso de la coyuntura política actual.

La visita de la señora vicepresidente de la Unión Estadounidense está tan próxima, que, como colonia en proceso de aceptar públicamente su rendición como Estado, provocó que se agitaran los entreguistas y servidores oficiales de la intervención, para poder rendirle cuentas claras y precisas de la eficacia y rendimiento de los fondos puestos a su disposición a través de sus agencias gubernamentales para borrar la partida de nacimiento de la República de Guatemala. 

En oprobioso y público conciliábulo en su despacho de la Casa Blanca, quiso anticipar sin ningún recato ni prudencia diplomática que sus aliados, supuestos asilados privilegiados, al margen de la legalidad internacional, son sus escogidos como eventuales representantes oficiales de una intervención totalitaria en el país.

Todo apunta, a que apoyarían con entusiasmo la sustitución del actual mandatario, por cualquier vía, qué justificada, por la escandalosa corrupción, que tanto daño le hace al replanteamiento de una política nacional de reivindicación soberana, le abra paso a otros corruptos, que forman parte de su planilla de comprados.

La ofensiva de los últimos días para desarticular la resistencia del Estado Guatemalteco, al que la intervención mantiene en agonía, ha sido inclemente frente a la reafirmación de Soberanía, que, en acción conjunta, han convenido los tres Organismos del Estado y el Ministerio Público, teniendo como rompe muros de la vergüenza heredada, por los vende patrias, a la renovada Corte de Constitucionalidad.

Lo desalentador, es que esa ofensiva nacionalista, tiene tumores en el propio organismo ejecutivo, que aliados emocionales de la intervención, neutralizan una posición de mayor definición.

Estrategia mediática, fortalecida por el reconocimiento y distinciones oficiales, por parte del imperio, a sus vasallos incrustados estratégicamente en el sistema de justicia.

Otra presión: La nueva ofensiva en contra de los viejos combatientes militares, para arrinconar, desanimar y prevenir reacciones, de un ejército humillado, amenazado y dividido, como muestra inequívoca de que la bota imperial aplasta y patea sin memoria alguna.

Lo más cínico… lo hace, con quienes, con su propio nombre, defendieron los supuestos ideales de la democracia estadunidense, involucrándose, como aliados en la guerra fría, en contra de la Unión Soviética, en la hoy olvidada y desprestigiada defensa de la libertad.

¿Resistirá esas presiones, la señora Fiscal, sabiendo que, si se rinde, tendrá como sustituto y verdugo a su irredento subalterno en rebeldía?

¿Apresurará el paso el Presidente Molina Barreto, y los Magistrados, con la contundencia y valor que reclaman las circunstancias, completando las decisiones, sin dejar fisuras acobardadas por la presión mediática, vendida o intervencionista, para evitar que los alcancen los conspiradores, que todos los días planean su caída y que a su Presidente lo quieren convertir en presidiario?

Deben entender, que sí, la voluntad política de pelear por la soberanía, ejerciendo el poder legal, se adelgaza o se quiebra, La noble batalla está perdida.

Que la presión, se acrecentará a niveles insoportables, antes de la llegada de la segunda de abordo, del país del norte… la primera, disfrazada de segunda y esperando turno… 

Tenemos que estar conscientes que la rendición de nuestros maltratados, desacreditados y disminuidos principios republicanos, nos aproximará tarde o temprano, a la confrontación bélica interna, inevitable frente a la pérdida de la libertad.

Hace 28 años el expresidente Jorge Serrano decidió decirle adiós al sistema, arrancándolo de raíz.

No se trataba de abortar el gobierno, que él mismo presidía. El autogolpe a mitad de su período, sería un harakiri inexplicable Pero las presiones internas plagadas de intereses que obstruían la gobernabilidad, lo llevaron a tomar aquella decisión.

Pensó quizá, qué, enrumbado su gobierno, regeneraría el sistema.

Pero el sistema era más que su gobierno, y perduró en lugar de perecer, y se putrefacto más, a niveles que hoy hacen pensar, que la refundación del Estado, no se logra con el cambio del gobierno si no conlleva la extirpación del sistema.

La simulación de un cambio de gobierno disfrazado de una falsa cobertura constitucional, como fue aquella y hoy pretende abiertamente la intervención, profundizará la crisis que relevará a unos corruptos, por otros amaestrados y vende patrias que legalizaran el tránsito, de un Estado fallido a un Territorio Ocupado…  vendido y comprado.

Así que, mascaradas de cambio de gobierno constitucionalizadas, son una trampa traidora, para minar la resistencia, que perfila la defensa soberanista y así oficializar la rendición.

Nuestro hermano más pequeño, emulando a David, en la figura de un joven gobernante, nos está dando una lección de valor, audacia y talento, para encontrar la forma de relacionarse con Goliat, sin pegarle una pedrada.

Ese Goliat ya no está solo, controlando al mundo, tiene competidores en la escena política internacional, que lo moderan, en tanto lo convencen que hay que compartir el poder global.

Ese es el camino, del soberanismo inteligente, en la que otras potencias, incorporan paulatinamente y en paz, a la que lo había monopolizado, bajo su único y ensoberbecido poder.

Un imperio en decadencia, implosiona, creando una fuerza gravitacional es su entorno que engulle a quienes lo rodean en el proceso de autodestrucción.

La habilidad para no terminar en las tripas del muerto, es caminando con valor y determinación en dirección contraria, sin pelear con el patrón, pero buscando nuevos aliados en el camino.

La situación está en su máxima tensión, si desistimos de nuestra soberanía, de repente, lo que no logró Serrano, se animen finalmente a intentarlo los ofendidos, desacreditados, cuasi-desarmados y humillados miembros de aquella institución arrinconada.

Lastimados como están, y señalados compulsiva y sistemáticamente, tendrán que pensar en uno bueno, intachable y viable, para que le pidan, dar un paso al frente y refundar a Guatemala.

¡YA VIERON! ¡NO TODO ESTA PERDIDO!

Area de Opinión
Libre expresión de pensamiento.

Lea más del autor:

%d bloggers like this: