Press "Enter" to skip to content

Propuestas para mejorar la política en Guatemala

Debemos Saber La Verdad

Hay que hacer un análisis honesto de la historia reciente de los partidos políticos, para corregir el rumbo y volver a ganar la buena voluntad de los ciudadanos y con ello lograr que más guatemaltecos se involucren en la política partidista y participativa.

Dentro del sistema verdaderamene democrático, los partidos políticos juegan un papel muy importante, ya que son los vehículos para que los ciudadanos participen en procesos para alcanzar el poder político y con ello buscar soluciones a los problemas nacionales y de todos los ciudadanos. Sin embargo en Guatemala desde 1985 a la fecha los partidos políticos han ido perdiendo credibilidad y los ciudadanos en términos generales no quieren participar en política partidista.

Todos los partidos políticos, principalmente en los 20 últimos años, han sido proyectos personales a corto plazo y es así como los partidos que alcanzaron el poder, demostraron no haber tenido proyectos ni programas de gobierno, ni equipos de trabajo, con lo cual frustraron a los ciudadanos y ninguno de los que ganaron un proceso electoral vuelven a ganar elecciones y los que pierden tienden a desaparecer.

Muchos dirigentes políticos han engañado a sus seguidores o los han manipulado, para beneficio de los mismos dirigentes, con lo cual los guatemaltecos se sienten frustrados de esa participación partidaria y no quieren volver a participar. 

No ha habido capacitación dentro de los partidos políticos y todo se ha pretendido resolver con dinero, comprando voluntades de dirigentes locales principalmente en el interior, en áreas marginales y de los votantes, ofreciendo cargos de elección, puestos en el gobierno, regalando comida, láminas, gorras, camisetas, fertilizante, ofreciéndoles un futuro mejor, etc. etc.

Todo lo anterior ha sido un largo proceso de deterioro que ha hecho que los guatemaltecos ya no quieran participar en la política partidista.

La única forma de revertir este proceso de deterioro político partidario, es con un proceso para prestigiar la participación partidaria de los guatemaltecos, en el que los dirigentes dentro de los partidos actuén con ética, moral y responsabilidad, permitan la democracia real dentro de los partidos, acepten la voluntad de los mayorías respetando a las minorias, aunque en algunos casos pudiera afectar los intereses personales o de grupo, pensar en el bien de la nación y convencer a los guatemaltecos con planteamientos serios y reales para solucionar problemas, no utiliando la demagogia, el populismo y el dinero.

Los partidos no deben vender los cargos de elección popular, ni aceptar dinero de campaña a cambio de dar puestos o trabajos de obras en el gobierno futuro.

Si se dice que Guatemala es democrática se debe empezar en los partidos políticos, respetando la democracia interna. Si se dice que se cree en la descentralización, se debe demostrar fortaleciendo el poder local de los partidos políticos al respetar a sus bases. Si se dice que el sistema es legal, se deben respetar, cumplir y hacer que se cumplan las leyes. Todos debemos cumplir con nuestra palabra.

Debemos influir para cambiar la mentalidad de los dirigentes políticos para que verdaderamente acepten la responsabilidad de ser dirigentes, que piensen a largo plazo, no hay que aceptar que impongan su voluntad y caprichos, y que no sea su prioridad el ganar dinero y tener poder político. 

A pesar de que se han tenido diferencias, la nación Guatemala es una y todos somos guatemaltecos, por eso debemos respetarnos y en la escogencia de candidatos a todo nivel, deben prevalecer los perfiles que deben llenar los interesados, para que puedan ser candidatos ganadores y así como también los guatemaltecos deben analizar a los candidatos y no dejarse llevar por dinero, intereses personales, mentiras demagógicas y regalos.

Por otro lado, debemos exigir que estos posibles candidatos se ganen la voluntad de la gente de su municipio y departamento, ya que será en esos municipios y departamentos en donde se fortalecerá el poder local y les deben cumplir lo ofrecido.

Haciendo que se respete y cumpla lo anterior estaremos  contribuyendo, para ir corrigiendo el proceso de desgaste que han tenido los partidos políticos y con ello contribuir a que los problemas de Guatemala se puedan ir resolviendo dentro del proceso democrático real.

Como deseamos construir una nueva Guatemala debemos influir y luchar por lo siugientes principios básicos: 

  • Cumplir lo prometido:  mantener la palabra
  • Conciencia de lo que significa la honestidad y la ética y, actuar sobre esas bases
  • Legitimidad en nuestras actuaciones y en la gestión pública honestidad total en el manejo de lo ajeno
  • Vocación de servir y no para ser servidos
  • Exigirse más a sí mismo que a los demás
  • Trato igualitario para todos
  • Respeto al derecho ajeno
  • El valor y coraje para tomar decisiones
  • Visión de largo plazo
  • Hacer que las leyes se cumplan para todos
  • Rechazar el populismo que promete lo que no se puede cumplir y se cobra con inflación, deudas y más miseria
  • Rechazar el paternalismo que dificulta las decisiones de los demás
  • Hacer que haya justicia (que se actúe bien) para todos
  • Amar a Guatemala y todo lo que a ella pertenece y estar orgullosos de ser guatemaltecos

Ojala que no escuchemos de nuevo el mismo discurso político con muchas ofertas para obtener algo personal, y así por parte de la población seguirá la apatía, poca voluntad y miedo de participar. 

Para mejorar Guatemala, la diferencia la haremos los que logremos hacer ver a los guatemaltecos todo lo anterior con nuestros mensajes y nuestra convicción de que deseamos el cambio para el bien de todos, nuestros hijos y nietos y por el bien de Guatemala.

Area de Opinión
Libre expresión de pensamiento.

Lea más del autor:

%d bloggers like this: