Press "Enter" to skip to content

La unidad nacional un sueño posible

Sueños…

Faltan tres meses para el gran día de los 200 años de independencia. Los pueblos de la región no se preparan para celebrar la efemérides, más bien nos visita el delegado del reino español, para indicarnos que hacer para integrar estos pueblos y generar una visión de Estado nacional. El líder universitario Olmedo España nos trae a la realidad con su reciente artículo: Surge el reto de una nueva sociedad.

Al caer bajo la bota militar de Napoleón, los reyes de España en mayo de 1808 dejaron el poder en manos de Bonaparte. Desde aquel momento muere el imperio español y América no es libre, sino que se bambolea en el limbo de no saber que hacer. Olmedo nos indica que esa situación tiene que resolverse hoy. En esta década del siglo XXI. La tarea de construir una nación unitaria, solidaria, protectora del ambiente, soberana y que construya políticas e instituciones en beneficio de las mayorías aparece ante nosotros sin opciones de futuro.

En forma majestuosa se nos dice: “Alcanzar el día en donde el sol pueda guiarnos por un mejor camino, requiere de voluntad política, pensamiento y actitudes en la cual prevalezca el principio central de construir ciudadanía hacia el desarrollo integral de todas y todos.”

Es el momento de aceptar el reto de construir una nación unida, diversa, inclusiva, eficiente y progresista. Es la hora de reconstruir la nación y fortalecer un Estado eficiente, solidario, defensor del ambiente y con una visión de abrir alternativas de generar programas y proyectos que incluyan a todos los sectores, étnicas y grupos ideológicos de una sociedad diversa pero que quiere construir un destino común inclusivo.

El gran monstruo de dos cabezas que nos amenaza, la crisis sanitaria de un virus que nos amenaza a todos y la crisis económica como resultado del confinamiento aumenta el desempleo, la falta de ingresos, la disminución del consumo y la caída de la producción. Resaltamos que esta crisis puede sacar al frente las mejores cualidades de los hombre y mujeres de este país.

La crisis ha creado las condiciones que hacen posible e indispensable la reestructuración de la sociedad. El cambio de paradigma de una sociedad para convertirse en una nación con liderazgo necesita tres condiciones. Primera, que el paradigma dominante, entre en quiebra; segunda, que no existan posibilidades de reforma para que continúe existiendo; tercera, que surja un grupo social capaz de presentar a toda la sociedad una alternativa viable, segura y posible para reformar el sistema, reconstruir las relaciones sociales y construir una sociedad nueva que tenga confianza en que la unidad en la diversidad es la solución para enfrentar los problemas del siglo XXI.

Esta es la tarea que nos convoca el artículo que comentamos. La necesidad y la posibilidad de reconstruir la república de Guatemala. No soñamos con inventar proyectos de reorganización de la sociedad, ni ocupamos prédicas de los grupos que hasta hoy han hundido a la nación. La tarea es organizar un proyecto de nación con propuestas reales, solidarias, unitarias para reconstruir un sistema económico nacional eficiente y productivo; con acciones de protección de la naturaleza y las especies nativas de animales y plantas nativas de la región; con acciones para fortalecer políticas de Estado democráticas, pluralistas e inclusivas; y con una política social basada en la educación primaria y secundaria generalizadas, con una estructura de salud que abarque a toda la población.

Olmedo nos pone en la vía de ver el futuro. 

Nos invita a construir una nación solidaria y equitativa, con espíritu elevado, que no se limite a intereses de consumo espurios, sino que vea detrás de bastidores el valor de construir una visión patriótica, con la voluntad y pasión que requiere la patria.

Area de Opinión
Libre expresión de pensamiento.

Lea más del autor:

One Comment

Comments are closed.

%d bloggers like this: