Press "Enter" to skip to content

Sin plata para aplaudir… Kemala Kamala

Mirilla Indiscreta

El Doctor Álvaro Cuevas Figueroa fue alumno de mi papá en la mítica escuela República de Costa Rica, ubicada en aquel entonces, en la décima avenida de la zona uno, donde hoy está la Escuela de Comercio.

Siguiendo una tradición en mi familia, mis hermanos Raúl y Amílcar, también recibimos nuestras primeras letras, en la misma escuela, sólo que ya ubicada, donde hoy se encuentra, resucitada y en proceso de quitarse la mugre política, la nueva Corte de Constitucionalidad.

Estudiamos en una vieja e histórica casona, cuyas paredes habían guardado los secretos de las conspiraciones fraguadas en su seno, por los próceres de la independencia con sus dos compañeros de ideales don Pedro Molina Flores dirigiendo su periódico El Editor Constitucional, acompañado de su aguerrida esposa, Dolores Bedoya de Molina, dueños del inmueble.

La casa continuaba intacta, con sus dos patios, pila en el segundo, comedor partiéndolos al centro… salones, corredores en alto, pilares de madera y baldosas donde aún resonaban los pasos de sus dos ilustres propietarios.

Álvaro Cuevas congeló el tiempo… puso el cubito en un trago de wiski y se lo tragó entero… para continuar hoy, exudando energía, excelencia, experiencia y sabiduría.

Siempre pensando, proyectando, proponiendo…y si hay muchos obstáculos… como buen guerrero… conspirando.

Su sola presencia me traslada al aula de la Costa Rica, donde él, escuchaba las clases de mi padre, que en la primera mitad del siglo veinte, vivía el tránsito afanoso de maestro a notario y abogado.

Don Edmundo lo quiere mucho y lo menciona constantemente.

Sólo usted envejece -me increpa- como si fuera culpable de las huellas físicas que deja el tiempo.

Y antes de que me ponga de ejemplo, como suele hacerlo, la vitalidad de mí amigo, me adelanto a replicarle… Lo que usted no sabe don Edmundo es que Álvaro es eterno.

Sólo piense – le remarco – que en 1954 el Presidente Carlos Castillo Armas apadrinó su boda… por cierto recuerdo, como contraste, que siendo niño mis padres eran perseguidos del régimen – hago la acotación.

En 1970…Vicepresidente del Congreso de la República y Presidente del Parlamento Centroamericano, que fue convocado por todos los organismos legislativos de Centro América –… esto debiera de ser motivo suficiente para que el Parlacen lo honre en septiembre, con motivo del bicentenario.

Y, ya en la época de la apertura democrática, vice-ministro de gobernación del gobierno del expresidente Cerezo… insisto… reafirmé… que es eterno… quise poner infructuoso final a las alusiones a mi querido amigo.

¡Entonces hice bien en reunirme con él para comentar la visita de doña Kamala!… retomó el tema don Edmundo… 

¿Y que le dijo?… lo apresuré con evidente curiosidad.

Él piensa que la señora vino más con la intención de empoderar a sus aliados locales: Apátridas nacionales y extranjeros abusivos e insolentes.

Furiosos por la progresiva pérdida del control del sistema de justicia, se han sentido descubiertos como los protagonistas del Pacto de Corruptos.

Usurpando descaradamente los poderes del Estado…disfrazando su propia corrupción imponiendo el terror judicial como arma de destrucción política de los adversarios.

Han detentado los cargos públicos, impuestos por los representantes diplomáticos de la intervención, acusando cínicamente de corruptos, a los gobiernos que han usurpado y prostituido ellos mismos, enriqueciéndose vulgarmente, con licencia y perdón adjunto para hacerlo, en nombre de la transparencia.

¡Asquerosos!… pensé yo…me confesó don Edmundo.

Fuerte, pero cierto, el comentario de Alvarito reflexioné, refiriéndome al amigo con el cariñoso diminutivo que nos permite usar de vez en cuando.

Ya había escuchado, que la visita, cuyo principal escenario fueron los magníficos patios del Palacio Nacional, estaba dirigida a fortalecer la moral alicaída de los vende patrias atormentados por sus picardías y el relevo soberanista en la conducción parcial del sistema de justicia.

Una gota de AGUA en el desierto, sin plata de inmediato, que frustró el entusiasmo rentado, de las manifestaciones de júbilo con tarifa, para adornar de vivas la bienvenida.

Alforjas vacías…para cotizar en el mercado de los acarreados, con transporte, pancartas, comida y generosos viáticos… No hay aplaudidores de gratis.

Cuando confirmaron que no habían fichas para la ocasión… los operadores de la batucada… exclamaban:

¡Ke-Mala…Kamala!

Propuestas inconstitucionales proclamadas en el palacio de Gobierno… posiblemente cargadas de amenazas confidenciales… impidieron una gallarda voz que exclamara MOMENTO marcando un NO, al ofensivo instante.

En el aeropuerto, embajada y un parque hostil a las manifestaciones patrióticasno impidieron que se oyeran los gritos libertarios de guatemaltecos bien nacidos cuya genuina expresión ciudadana fue más escuchada y respetada en el exterior que en su propio país, borrados, en su protesta, por los sobornados medios de comunicación al servicio de la intervención. 

… Y no importa si se llegan a formalizar en documentos espurios los compromisos impuestos.

Y aún aprobados por el Congreso… extremo que se considera improbable … 

seguirían siendo INCONSTITUCIONALES, reversibles por una Corte de Constitucionalidad independiente y soberanista.

En el solar donde estaba la casa de don Pedro Molina y doña Dolores Bedoya, funcionó la Escuela Costa Rica, y se engendró la independencia.

Derruida, vendiendo nuestra historia, se construyó un hotel que fracasó transformándolo en la Corte de Constitucionalidad.

194 años después, magistrados corruptos, recibían órdenes en inglés y otros idiomas abusivos e intervencionistas, para someter, vender y entregar a Guatemala.

Hace pocos meses comienzan a pintar de nuevo de azul y blanco el prostituido edificio.

Echando por la puerta trasera a quienes, transando a Marx, huyen, buscando al imperio capitalista, cuyo gobierno puja por volverse socialista.

China y Rusia explorando una versión inédita de capitalismo dirigido por el Estado, mientras los Estados Unidos, empujan un Socialismo de Estado para destruir el capitalismo.

En esa terrible confusión: Indo-américa Hispánica, Latina-Continental, blandiendo nuestro idioma universal como arma cultural de identificación planetaria.

Presentes en el globo, con el tercer idioma más hablado del mundo… levantamos la frente y proclamamos nuestra ineludible presencia universal, sintiendo, viviendo y disfrutando nuestra libertad.

Area de Opinión
Libre expresión de pensamiento.

Lea más del autor:

%d bloggers like this: