Press "Enter" to skip to content

Las meretrices del Presidente

Conexión México

Para combatir a los simuladores de las democracias se hace imprescindible entender quién o quiénes son los alfiles del poder en turno, quienes ayudan a mantener canonjías o legalizar triunfos.

Desde hace años, el Partido Verde Ecologista de México se encuentra inmerso en la polémica de ser la gran meretriz en los diferentes procesos electorales.

Fundado por Jorge González Torres, empresario y ex priista, el partido verde lo heredó a su primogénito Jorge Emilio González Martínez, quien a la sombra de los cuatro últimos mandatos presidenciales ha servido de peón a los partidos gobernantes con el fin de empujar victorias, acicalar enemigos, abrir espacios simulados a mujeres en la política para luego hacerlas declinar, pero sobre todo, para hacer negocios desde las mismas cúpulas del poder.

El Partido Verde Ecologista de México está considerado como uno de los partidos de ornato que le sirve al Presidente en turno.

En el reciente proceso electoral, dicho instituto político violó la veda electoral haciendo promoción del voto a través de las figuras de un centenar de influencers, quienes recibieron jugosos pagos para promover el voto verde que desde hace varios sexenios se cataloga como el voto útil que empuja el triunfo de los partidos punteros y en el poder.

La falta de aseo político para hacer campaña es uno de los grandes distintivos del PVEM (Partido Verde Ecologista de México), donde militan los llamados “mirreyes” (palabra usada en México para definir a quienes ostentan su poder económico y clasista).

Es justamente del lado del partido verde donde veremos a la izquierda gobernante en México.

Y es que al Presidente Andrés López Obrador le tocará echar mano de los llamados “verdes” para empujar la aprobación de sus reformas al seno del Congreso de la Unión.

Lo anterior resulta falto de congruencia sobre todo cuando López Obrador mantiene severas críticas hacia la corrupción que se gesta al interior de los partidos políticos, ignorando de manera intencional, el desprestigio del partido que será su satélite para conseguir la mayoría legislativa.

Mantener el registro de estos partidos políticos refleja la incongruencia de una sociedad mexicana que apoya a un partido que utiliza la ecología y los temas de medio ambiente para ser excluyentes, una vez que su actual Presidente también conocido como “El niño verde” (Jorge Emilio González) es uno de los mayores desarrolladores inmobiliarios en la Riviera Maya donde se han devastado grandes extensiones de playas y reservas protegidas. 

En México el oportunismo político sigue de la mano del poder para conseguir palomear los caprichos presidenciales usando a un partido que hoy es sinónimo de oportunismo y corrupción.

Area de Opinión
Libre expresión de pensamiento.

Lea más de la autora:

%d bloggers like this: