Press "Enter" to skip to content

¡HASTA CUANDO!, Como clama Arredondo

Mirilla Indiscreta

¡Sí no fuéramos importantes, no harían ningún esfuerzo por convencernos!

¡Lástima, que conscientes de lo que hacían, por conocer la naturaleza humana, nos pusieron plumas para escribir, sabiendo que, en lugar de hacerlo, nos tiraríamos la tinta por la cara!

¡Nunca antes en la historia de la humanidad estuvimos tan comunicados, para obligarnos a estar solos!

¡Y solos o acompañados! ¡perdimos el sentido orgánico de la sociedad para convertirnos nuevamente en tribus!

¡La tribu, revivió el cacique y nos hizo esclavos!

¡Poderosos y pretenciosos como individuos! ¡Vulnerables y desprotegidos como sociedad!

¡Careciendo de personalidad social! ¡se pudo subastar a los individuos!

¡Le pusieron precio, a los principios y valores!… ¡y lograron comprarlos!

Cuando don Edmundo recordando a Jesús, recurre a inocentes parábolas, buscando en la brevedad de expresiones concretas un mensaje que pueda explicar la realidad, recurriendo a la voz del espíritu, procuro no interrumpirlo.

Seguro estoy, que buscará la forma de explicarse de una forma más entendible.

Y en efecto, no pasó mucho tiempo, sin que lo hiciera.

Uno de los objetivos del dominio y control social, ha sido siempre el manejo de la llamada opinión pública, que, desde siempre, ha sido determinante para apoyar la toma de decisiones… comenzó su explicación.

Recurriendo a la multitud, para obtener su parecer, como se hacía en el siglo 18, convocando a la masa para conocer su pensamiento y reacción sobre cuestiones concretas… quiso ponerle fechas a su afirmación.

Pero eso ha sido así siempre desde tiempos remotos don Edmundo… amplié la digresión de mi alter-ego, evocando a la antigua Grecia y al Imperio Romano.

Desde el pulgar hacia arriba o hacia abajo, en el circo romano, que marcaba la diferencia entre la vida y la muerte, pasando por las marchas de tropas hitlerianas, como medio de presión y convencimiento para inducir el respaldo de la población… continué

En nuestros días, el control de la información, en la llamada aldea global, sujeta a la censura sobre lo que debe ver y escuchar el mundo, por parte, de un grupúsculo de abusivos ejecutivos, de las plataformas informativas y de interrelación social universal, que enmudecen al planeta para imponer las consignas de los dueños, de esas empresas. Agregué con mal humor mi comentario.

Ahora entiendo porque Jueces impunes se toman fotografías aquí, protestando frente al Ministerio Público, para que sean útiles en Washington, por si son juzgados, de acuerdo con la consigna, se exhiban allá. Y a la justicia justa, que se aplique aquí, hacerla aparecer allá, como comprometida e injusta … a ellos no les importa lo que se opine aquí…apuntó con malicia.

Y con mayor razón las famosas fotografías de las prófugas de la Justicia Guatemalteca, se las toman allá, para que sean útiles aquí como símbolo de poder e impunidad… agregó a la malicia, mucha indignación.

Imagínese don Edmundo, esa confusión de interrelaciones de dependencia y abusivo sometimiento al que se tiene reducido al Estado Guatemalteco… me costó decirlo… y continué

Lo duro que tuvo que ser, para una persona amante de la libertad y soberanía, tener que aceptar, por un momento, esa injerencia, para evitar que la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos presidida por el señor Jim McGoverm, escuchara únicamente las declaraciones, de los detractores globales, de nuestro país.

Esos, que transformaron los “derechos humanos” como parte fundamental de una estrategia ideológica para instalarse en el poderademás de convertirlos en su cajero automático personal…organizacional, inmoral, ilegal, permanente, inconstitucional y oprobioso, que les permite a corruptos denunciar la corrupción.

Aquel 9 de junio, en la Cámara de Representantes de la Unión Americana, se escuchó la voz disidente, pero alta y clara, del ilustre jurista don José Luis Gonzáles Dubón, doctor en todos los derechos, y con solventes credenciales de patriotismo… confirmé mi admiración.

Su misión: Contradecir y afirmar la realidad política contaminada de nuestro país, escribiendo en la agenda perversa de los interpelantes, esa protesta… desorientando a los testigos de la infamia y a los transitorios anfitriones con poder, pendientes aún de la sanción del pueblo americano.

Y… en lo más íntimo de mi ser… querido don Edmundo… hice eco a otra voz que resuena todos los días exigiendo el retorno de la patria, la transparencia, el desalojo de los inmorales y el reinado de la honestidad.

Te acompaño en el reclamo querido Francis, quise expresarle al doctor Arredondo mi solidaridad, pulsando estas teclas y gritando su consigna.

¡HASTA CUANDO GUATEMALTECOS! ¡HASTA CUANDO!

Area de Opinión
Libre expresión de pensamiento.

Lea más del autor:

2 Comments

Comments are closed.

%d bloggers like this: