Quiero salir de la pobreza, ¿Me dedico a la política?

La corrupción en Guatemala no solo es un mal, sino que se ha institucionalizado de tal manera que los funcionarios llegan a la función pública sabiendo cuanto tienen que “captar”, cuanto tienen que “pasar” y con cuanto “se van a quedar”.