Press "Enter" to skip to content

Los seres humanos que tenemos que ser

Nuestro Mundo Posible

Escuchamos a muchos seres humanos con la inquietud de cuándo terminará la pandemia que vivimos.

Unos se desesperan y olvidan las recomendaciones de las autoridades estatales o de las de salud y se lanzan a hacer la vida que tenían antes y otros la depresión está dejando sentir su presencia.

Los gobernantes dicen que todo en pocos meses estará bien, pero parece que estamos en el mismo punto: pandemia y economía pobre.

También los países desarrollados en el Grupo de los 7, en su última reunión, quedaron en acuerdo de ayudar con vacunas a los más necesitados.

Estamos viviendo olas de calor en unos países y olas de incendios en otros.

Otros están en situaciones políticas complicadas y son los ataques armados entre los propios ciudadanos.

Los seres humanos que han aprendido a vivir con un poco de paz se preguntan para dónde vamos y cuándo terminará esta crisis mundial en los aspectos más importantes de la vida humana.

Los animales también buscan de qué manera poder vivir.

¿Qué nos pasa?
¿Qué podemos hacer? ¿Qué vamos a hacer?
Vemos que todo es una cadena:

Los políticos, en una gran mayoría han quedado en más que evidencia que no saben lo que tenían que hacer como tales.

También podemos decir que gobernaban para sus intereses no para el bienestar de todos.

Como los gobiernos todo lo controlan, la producción en la mayoría de los países dependiendo de los mismos se ha venido abajo porque si no sabían hacer nada políticamente tampoco lo han hecho en cuanto a formas de producción que generen bienestar para todos. 

La salud era algo que se suponía estaba bien organizada; en la mayoría de los países la pandemia ha demostrado que era una gran mentira 

Ahora lo que dicen muchos gobernantes es que son demasiados los infectados, pero no hablan del negocio que ha sido la producción y venta de vacunas.

Escuchamos los millones y millones de ganancias: dicen que de los que fabrican las vacunas, pero los gobiernos no informan a sus ciudadanos cuánto se ha invertido en vacunas.

Por otro lado la logística para vacunar a la población es penosa; muchos ciudadanos no saben qué cosa es la vacuna y sólo escuchan rumores por lo que no quieren dejarse vacunar o no le dan importancia y tampoco se vacunan.

También sólo escuchamos que el calentamiento global y vemos los ríos de la forma en que se desvían, el montón de basura por todos lados, la forma en que se trabaja la ganadería y nos preguntamos: ¿cuándo terminara todo esto?

Lo que parece estar siendo evidente es que los seres humanos llegamos a la organización política pero a la gran mayoría de seres no se les enseñó el valor del voto ni el valor de la educación.

Lo que es evidente es que la educación se organiza para que la misma sea una plataforma de los gobiernos; no va en función de que los seres humanos aprendan, desarrollen un pensamiento para dedicarse a una actividad que les dé una vida satisfactoria.

Ahora estamos viviendo la crisis del Estado en todos sus aspectos:

EDUCACIÓN
SALUD
VIVIENDA
TRABAJO

La pandemia terminará cuando se vayan resolviendo todos los factores que intervienen en lo que debe de ser GOBERNAR UNA NACIÓN O PAÍS EN LA MODALIDAD QUE SE QUIERA.

La pregunta es. ¿Qué estamos enseñando a los niños del mundo? A los que sobrevivan la situación en que estamos porque escuchamos los informes de Naciones Unidas, que ahora hay más niños trabajando y que tendremos hambruna.

Parece ser que este mundo que hemos organizado los seres humanos, la forma en que está le tiene que llegar su fin y encontrar solución a todo lo estructurado hasta ahora.

CAMBIAMOS O DESAPARECEREMOS.

Por la organización que tenemos como ciudadanos parece ser que en lugar de vivir creyéndonos dueños de la naturaleza tenemos que: 

APRENDER A VIVIR CON LA NATURALEZA.

Area de Opinión
Libre expresión de pensamiento.

Lea más de la autora:

%d bloggers like this: