La silla que debería despertar a todos

La silla de quien tiene poder por encargo de la comunidad no puede ser ocupada por corruptos, ladrones, incapaces, mentirosos y malos hijos del pueblo.