La vida en Guatemala también tiene sus alegrías

Aún recuerdo qué al caminar por una de las avenidas de la capital de Costa Rica, siendo estudiante de filosofía, un compañero con una sonrisa amplia me preguntó, “¿cómo estás?” y de inmediato respondí, “más o menos”. Y él me enfrentó con esto: “y “porqué”.