Sentir la cercanía

Sin mano tendida/extendida y corazón dado/entregado, no habrá cercanía de pulsos.