El triunfo del comunismo

A los dueños de los medios de producción del país, ustedes han pensado por décadas que dormir con la izquierda está bien, que todos tienen precio y que son manipulables. Vean los ejemplos ajenos, abran los ojos y dejen de ser tan soberbios. Con esa gente, puede más el odio y el resentimiento que otra cosa.