Todos contra todos, sin límite de tiempo

Guatemala es un país que va del autoritarismo a la anarquía, al desorden, al caos social. Obedecemos ordenadamente, cuando hay alguien que nos obliga a actuar bajo patrones de fuerza.