Rastreadoras de Vida

Plantadas con el alma en las manos, en estas mujeres no hay edad, sólo hay una esperanza. Encontrar con vida a sus hijos, maridos, hermanos y familiares desaparecidos en diferentes circunstancias.