OpiniónColumnas

Falta experiencia 2

Petardo

Los medios de comunicación le informan a la población el presente conflicto; Presos de la pandilla Barrio 18 mantenían este jueves como rehenes a 17 guardias en la cárcel de máxima seguridad “El Infiernito”, en Escuintla, para exigir el retorno de líderes del grupo trasladados a otros penales. Los pandilleros retuvieron inicialmente la noche del miércoles a 18 guardias, pero este jueves liberaron a una mujer policía, dijo a la AFP Marco Cabrera, representante de la Procuraduría de los Derechos Humanos en el departamento de Escuintla, donde se ubica la cárcel. Tras un acercamiento inicial con los reos se logró “que liberaran a la única mujer [guardia] que había como rehén.  Eso ya es un avance”, declaró Cabrera vía telefónica. Explicó que los presos exigen a las autoridades el regreso de unos ocho “líderes” de la pandilla que en los últimos días han sido llevados a otras prisiones del país. “La petición concreta es que retornen a los [líderes] que se llevaron de Escuintla”, declaró Cabrera, quien urgió a las autoridades del Sistema Penitenciario (SP) privilegiar el diálogo para el rescate de los rehenes.

En la prisión se encuentran recluidos 210 reos del Barrio 18, según registros oficiales. Hace algunos días antes de este problema expuse¨ Es momento que mejoremos humanamente el sistema penitenciario. Algunos de nuestros antepasados construyeron lugares de encerramiento de las personas que cometían delitos, así como los alcaldes de pueblos hacían corrales para encerrar a los bueyes, caballos y otros animales que andaban sueltos y perdidos en calles o terrenos y el dueño los localizaba y tenía que pagar una multa, para obtener nuevamente su propiedad. Ahora sabemos que en los humanos nosotros mismos somos nuestra propiedad. Ahora sabemos los humanos que tenemos nuestros propios derechos. Cuando alguna persona infringe la ley y se le comprueba, en algunos casos se le envía a encerramiento.  Existen tres grados de sistema penitenciario: primer grado o régimen cerrado, segundo grado o régimen ordinario, tercer grado o régimen abierto.   Cárcel de primer grado, Los módulos o cárceles de primer grado son para aquellos sujetos más peligrosos e inadaptados.  Cárcel de Segundo grado; En el régimen ordinario se encuentran los penados de segundo grado, los reclusos sin clasificar y a los detenidos y presos. En este tipo de cárceles existen actividades obligatorias (higiene y aseo personal, limpieza y orden de la celda). El día se inicia a las 7:30 y a las 00:00 se apagan las luces.  Cárcel de tercer grado, los prisioneros son encerrados y privados de la libertad durante meses, años y, en algunos casos, toda la vida.

Ninguno de estos sistemas se maneja en ese orden pertinente según el castigo que realmente se merecen, en nuestro medio no hay un orden regulatorio ni justo para los humanos que están encarcelados, tampoco se aplica una ley donde personas con menor delito puedan estar en su hogar o movilizarse con controles electrónicos que en algunos países se aplican.  El director de sistema penitenciario debería de presentar ante el congreso de la república de Guatemala un proyecto actualizado para mejorar nuestro sistema penitenciario recordemos que a estas personas se les afecta su parte orgánica psíquica y social.  Desafortunadamente nuestras autoridades no ponen atención a lo que se recomienda antes de tener problemas y ahora ocurrió lo que pudieron evitar.

Area de Opinión
Libre expresión de pensamiento.

Lea más del autor:

Leonel Guerra Saravia

Médico y cirujano con maestrías de ciencias sociales, política, relaciones internacionales y filosofía.

Avatar de Leonel Guerra Saravia

One thought on “Falta experiencia 2

Comentarios cerrados.