Press "Enter" to skip to content

Reina Barrios y la Exposición Centroamericana

Logos

Sucesos durante 200 años de independencia de Guatemala

El sucesor del presidente Manuel Lisandro Barillas Bercián fue José María de Jesús Reina Barrios, sobrino de Justo Rufino Barrios Ahuyón. Su período presidencial comenzó el 15 de marzo del año 1892 y debía finalizar en marzo del año 1898. Participó en el ejército comandado por Miguel García-Granados y Barrios Ahuyón, que derrocó al presidente Vicente Cerna Sandoval. Fue comandante del batallón Canales durante la primera batalla que emprendió Barrios Ahuyón para crear nuevamente una república federal centroamericana. Fue la batalla de Chalchuapa, en El Salvador,

Reina Barrios era un alto y prestigioso militar; y Barillas Bercián, con el fin de evitar su influencia política, lo designó cónsul en Berlín; pero cuando estaba en Francia, en su trayecto hacia Berlín, se enteró de que la designación había sido cancelada. Entonces decidió residir en los Estados Unidos de América. 

En el año 1887 retornó a Guatemala, y fue electo vicepresidente de la asamblea legislativa. En el año 1889 el presidente Barillas Bercián lo acusó de rebelión y lo encarceló. El Consejo Superior de Guerra lo declaró inocente y fue liberado; y volvió a los Estados Unidos de América. Pudo regresar a Guatemala y fue candidato presidencial. Fue el candidato ganador.

Durante el gobierno de Reina Barrios fue construido el Paseo de la Reforma y el Parque Concordia; y hubo un censo de población. Fue fundada la ciudad de Puerto Barrios. Fue contratada la construcción del Ferrocarril de Ocós, y fue creada la Compañía del Ferrocarril Verapaz y Agencias del Norte. Para celebrar uno de sus aniversarios de vida, construyó un nuevo Palacio de la Presidencia.

En el año 1896 convocó a un concurso de creación del Himno Nacional de Guatemala. El ganador del concurso de creación de la música fue Rafael Álvarez Ovalle. El ganador del concurso de creación de la letra fue el poeta cubano José Joaquín Palma, quien ocultó su nombre, por ser uno de los jueces del concurso.

En marzo del año 1897 se celebró una feria industrial y cultural llamada Exposición Centroamericana, la cual había sido sugerida por Reina Barrios y aprobada por la asamblea legislativa. En la feria fueron presentadas obras ferroviarias cuya construcción ya había sido comenzada, una de las cuales era el ferrocarril interoceánico.

La feria se celebró cuando el gobierno de Reina Barrios había incurrido en un gasto excesivo, parcialmente financiado con deuda pública; y el país sufría problemas económicos, causados principalmente por la reducción del precio del café en el mercado internacional. Los bancos exigían una mayor garantía del crédito, o ya no concedían crédito; y la tasa de interés sobre el crédito había aumentado. El valor de los bonos financieros públicos se reducía; y la actividad económica tendía a la parálisis a causa de la escasez de liquidez financiera.

En mayo del año 1897 renunciaron los diputados a la asamblea legislativa. Reina Barrios disolvió oficialmente esa asamblea; se atribuyó poder dictatorial y convocó a una asamblea constituyente, que prorrogó su período presidencial hasta el año 1902. En el Occidente y el Oriente del país hubo oposición insurreccional a esa prórroga.

El 8 de febrero del año 1898 Reina Barrios fue asesinado cuando abandonaba la residencia de Josefina Roca, actriz de una compañía de teatro. El autor del crimen fue Edgar August James Zöllinger, ciudadano de Reino Unido, nacido en Suiza. Presuntamente el crimen fue un acto de venganza de Zöllinger: Reina Barrios había ordenado fusilar a su benefactor, Juan Aparicio, presunto dirigente de una rebelión, en Quetzaltenango. Zöllinger huía cuando fue detenido por un agente policial que lo golpeó hasta matarlo. Aparentemente ya muerto, el agente policial Emilio Ubico le disparó una bala en la cabeza.

Reina Barrios, por solicitud de la sociedad quetzalteca, había ordenado suspender la orden de fusilamiento de Aparicio. Empero el Ministro de Gobernación, Manuel Estrada Cabrera, demoró la comunicación de la suspensión de la orden, con el fin de que Aparicio, con quien había tenido un conflicto por la compra de la empresa eléctrica de Quetzaltenango, fuera finalmente fusilado.

Post scriptum. La asamblea legislativa había decretado que Estrada Cabrera fuera el primer designado a la Presidencia de la República. Reina Barrios había ratificado esa designación.

Area de Opinión
Libre expresión de pensamiento.

Lea más del autor:

%d bloggers like this: