Press "Enter" to skip to content

Entrevista a Antonio García Castro y Miguel Sánchez Vargas, integrantes del Grupo español AZOTEA

Cultura

“Vamos a gritar por un mundo mejor, donde acaben las guerras donde solo exista paz, donde reine el amor, donde acabe el terror, donde muera la envidia de unos pocos sin razón”. Este es un fragmento del coro de una canción que es más que una canción, es un himno de fe y esperanza, un grito por aquellos que han perdido la voz ante la adversidad. Pero sobre todo por haberse gestado en un momento crucial cuando la humanidad entera experimentó una situación sanitaria completamente inédita como lo es la Covid-19 que nació en diciembre del 2019.

Escuchar este tema musical, nos invita a la reflexión desde el lugar que estamos individualmente en el mundo, pues no podemos dejar de ser empáticos, por ese otro ser que vive en estado de vulnerabilidad, pues hace alusión a los diversos momentos que vivimos como humanidad, que ha perdido casi en su totalidad sus facultades nobles y el equilibrio de su entendimiento, permitiendo que el ego sustituya al amor, cautivos de una maltrecha estructura llamada sociedad, la cual está carcomida por la maldad misma del hombre por el hombre, quien pretende llenar la tierra de miseria y desolación.

Es por ello por lo que es un placer hacer esta entrevista a dos integrantes del Grupo musical español AZOTEA: Antonio García Castro y Miguel Sánchez Vargas.  Este grupo inició su trayectoria musical en el año 1986. Los componentes vienen de otras formaciones como fueron Grama y Atalaya. Y nace con el nombre Nueva vida. Empieza a recorrer la geografía andaluza y extremeña. Un año después, publican su primer disco con el título: “Blanca luz”. Recorren toda la geografía española. Después de este periodo, deciden cambiar el nombre al que tienen actualmente; Grupo Azotea. Inician una nueva singladura que los lleva a viajar al exterior, a países como: Portugal, Rusia, Japón, etc. Actuando para altos cargos públicos como ministros, embajadores, etc. 

Comparto el enlace de esta canción, espero que la disfruten:

Entrevista

1 – ¿Antonio, en qué momento nació este tema y cómo lo fue trenzando de tal manera que aborda en él, la problemática social que vive la humanidad?

Se fue gestando en los primeros comienzos de la pandemia. Me puse a reflexionar y observé lo vulnerables que podíamos llegar a ser. Pensábamos que éramos intocables y resultó ser que no. 

De ahí, me vinieron a la memoria todos los colectivos más marginales y desprotegidos de la sociedad. Me puse a componer con la idea de poner voz a toda la gente que, desgraciadamente, no se le presta ninguna atención. 

2- ¿Desde su postura existencial como dimensiona el momento crítico que enfrenta el mundo en todas sus estructuras?

Lo veo realmente complicado. Creo firmemente que hemos aprendido muy poco de esta pandemia, si bien es cierto que podemos sacar alguna lectura positiva. En cierta manera, nos hemos vuelto más empáticos. 

Debemos tomar como sociedad, nota de todo lo ocurrido y actuar en consecuencia. 

3- ¿Componer este tema tan sensible, seguramente le convocó un estado de conciencia muy elevado y profundo?

Sí, así es. Creo que el amor mueve montañas. Si nos dejáramos llevar por el corazón, este mundo sería bien diferente. 

4- ¿Qué aprendizaje está obteniendo con este nuevo proyecto? 

Hay mucha gente en el mundo que a través de nuestra canción, están abriendo sus corazones y la están tomando como himno de esperanza, paz y amor en todos los lugares. Independientemente de su orientación sexual, color de piel, edad o género. 

5– La letra de este tema musical genera mucha fuerza, pero a la vez quietud e introspección ¿Cómo lo define en pocas palabras?

Como un himno de fe, esperanza, paz y amor. 

6- Desde una perspectiva holística sabemos que la música, la poesía, la pintura, y todo lo que implica crear por medio del arte, hay una especie de magia. ¿Cuál es su concepto al respecto?

La sensibilidad por todo lo que me rodea, la implicación y compromiso que desde mis letras intento acercar a la gente para que este mundo sea mejor. 

7- Miguel, “Por un mundo mejor” es una canción de esperanza y alegría, por la letra y por el ritmo. ¿Qué tal ha sido la aceptación del público?

Afortunadamente, el tema está adquiriendo una dimensión que nunca creímos que se iba a producir. La aceptación del público en general está siendo muy acogedora. Hay varios colectivos que se han hecho eco de nuestra canción y la han tomado como himno para su campaña (Foro internacional contra la violencia de género: “Todos por un mundo mejor” y “Y no te calles” y fundación pro los derechos humanos “Madre Teresa”, India). Con lo cual, estamos muy satisfechos y agradecidos. 

8- ¿Cuál es ese componente tan especial para ser parte de esa sinergia tan positiva con Antonio en 35 años de compañerismo en la música?

El elemento especial es el respeto mutuo que nos tenemos el uno hacia el otro. Ese es el secreto por el cual hoy, 35 años después, seguimos con la misma ilusión y ganas. 

9. – ¿Qué ha significado para ustedes cantarles a sus majestades eméritas: ¿Juan Carlos I y Doña Sofía, y la actual Realeza Española?

Fue una experiencia muy satisfactoria. Nunca se nos olvidará, teniendo en cuenta que ese tipo de actuaciones no está al alcance de todo el mundo. 

10- ¿Creé que este nuevo proyecto de tan grande importancia, por el éxito que se avisora, les traerá una gran responsabilidad como figuras publicas?

La responsabilidad que nosotros hemos adquirido es con el público. Nuestro objetivo es que el mensaje de la canción se difunda en todos los lugares y entre todos, luchemos… Por un mundo mejor. 

AZOTEA: Antonio Castro, Miguel Sánchez Vargas. Realmente un honor. Muchas gracias por este gratificante tiempo y por compartir con la distinguida audiencia de esta prestigiosa plataforma digital de periódico “EL SIGLO” de Guatemala, este proyecto musical. Para ustedes mis deseos de éxitos y parabienes.

Le puede interesar:

%d bloggers like this: