El Debido Proceso

Todos los días repetimos la cantaleta de la corrupción, y se vale. Esta se combate con la más objetiva aplicación de la Ley, en un ordenamiento jurídico sólido que se logra con igualdad ante la Ley y la más objetiva aplicación de justicia. Todo eso se logra con el más estricto respeto al debido proceso.