Press "Enter" to skip to content

Los vientos de reelección en Centroamérica

Barataria

El día de ayer sábado 4 de septiembre las redes sociales replicaron el hecho de que la Corte Suprema de Justicia de El Salvador, habilitó al Presidente de ese país Nayib Bukele, para que pueda correr por la reelección consecutiva del cargo de Presidente de la esa república centroamericana.  Dada la popularidad que ha logrado en su país, la forma en que los Magistrados de la Corte Suprema de Justicia de ese país han sido nombrados luego de que se removieron a los anteriores por la Asamblea Legislativa.  No es que en el Salvador no existiera reelección sino que quienes hubieren ocupado el cargo deberían esperar dos legislaturas para volver, sin embargo ahora mismo puede hacerse inmediatamente, es decir en las siguientes elecciones previstas para el 2024.

Estos países de Centroamérica han ido cayendo uno tras otro por los vicios de la reelección, primero fue Costa Rica, quien volvió a tener a Oscar Arias como presidente del país, habilitado mediante una resolución judicial al final volvió al poder en donde tuvo una presidencia discreta y no preponderante como en su primer periodo y pasó más con pena que con gloria en su segundo mandato, aunque sigue vigente en el panorama político.

Luego llegó el turno a Nicaragua, que bajo la cooptación de todas las instituciones del Estado, incluyendo hasta algunos opositores políticos que terminaron cediendo ante la presión y el poder que manejó Daniel Ortega, quien llegó a la reelección en el año 2007 que de acuerdo a la Constitución Politica de ese país, también permitía la reelección pasadas dos legislaturas.  Sin embargo, en 2011, la Corte Suprema de Justicia de ese país, mediante un polémico fallo, habilitó la reelección continua, al propio estilo de lo que pasa en El Salvador y desde el 2012 el señor Daniel Ortega sigue en el poder, habiéndose reelecto tres veces consecutivas y preparando el camino para un cuarto mandato que seguramente ganará porque ha instrumentalizado el aparato judicial para perseguir y descontar cuanto candidato opositor se le ponga enfrente y así las cosas, seguramente o corre solo que es lo más probable y se agencia otro mandato en una de las dictaduras más largas que tiene Centroamérica “democrática”, ya que con este otro mandato si llegara a ganar ajustaría 20 años en el poder.

Luego pasamos a Honduras, cuyo gobernante Juan Orlando Hernández, quien llegó al poder mediante argucias y con un gran apoyo del narcotráfico tanto así que su hermano fue condenado en Los Estados Unidos por este delito, a decir de este gobernante que aún cree en la inocencia de su hermano y que nunca recibió apoyo del narcotráfico, cuando las evidencias saltan a la vista.  La cooptación de la Corte Suprema de Justicia hondureña, surtió sus frutos y mediante argucias y otros asuntos, el señor Juan Orlando Hernández, vinculado con el narcotráfico resulto siendo reelecto para un segundo periodo presidencial y Honduras y su democracia al borde del abismo.

Lamentablemente Guatemala va camino a destruir los poco más de treinta años de democracia que se ha construido o pretendido construir desde 1985 en adelante.  La voracidad de los gobernantes, el deseo de enriquecerse del poder público para “ya no trabajar más” ha hecho que poco a poco se hayan creado redes de corrupción al más alto nivel. Y poco a poco se han tejido redes de corrupción, que van de gobierno en gobierno haciendo negocios, hay quienes corrompen a los funcionarios de turno y siguen corrompiendo a los otros.  Anteriormente los gobernantes de turno cooptaban a otros funcionarios, pero se han dado cuenta que eso no rinde a futuro y ponía en riesgo “su patrimonio” obtenido por la corrupción, entonces se dieron cuenta había que cooptar las instituciones claves y con ello se tiene el control de toda la institucionalidad del país.  Así en las ultimas elecciones al flamante presidente de la república, que apareció todo el tiempo en quinto lugar en las encuestas y que no tenía visos de ganar, se le descalificaron el línea a tres contendientes de peso, para llegar a disputar la elección ante la reina del anti voto que le dio la victoria al señor Jimmy Morales y al señor Giammattei.  Esta cooptación tuvo lugar en el Tribunal Supremo Electoral que se vendió simulando el ejercicio de la profesión más antigua del mundo, al mejor postor, descalificando a quienes se les dio literalmente la gana e inscribiendo a quienes les convenia o recomendaban.

En la actualidad, tenemos un estado en el cual las instituciones están cooptadas, solo basta ver sus acciones y omisiones para conocer esta realidad, tenemos una Corte Suprema de Justicia y Magistrados de Salas de Apelaciones ilegitima porque ya hace rato debieron entregar sus cargos.  Hay un Tribunal Supremo Electoral que cancela los partidos que le interesan y deja vigentes los que les recomiendan y si así son ahora, ya quiero verlos en el periodo electoral.  Una Corte de Constitucionalidad cuyos magistrados ya iniciaron a pagar los favores de su elección facilitándole la vida a los funcionarios públicos y judiciales que cometan delitos y que en todo caso, si la sentencia mínima son 5 años pues no habrá que preocuparse porque pagan la conmuta y salen libres, hay muchos abogados ilusos que no ven la salida legal a esto, pero en realidad con esa resolución se abre la puerta a muchos y se pierde la disuasión legal.  Y de la Contraloría General de Cuentas, ni hablar; esta institución esta tras los funcionarios menores a quienes lleva a los tribunales con mucha facilidad, pero los funcionarios altos, Ministros y quienes ejecutan presupuesto, estos están “fuera de su alcance”.

Así las cosas, que no nos extrañe que el día de mañana, se le ocurra al algún gobernante de turno llegar a buscar la reelección en Guatemala y, si son tan caraduras y desvergonzados como el actual presidente guatemalteco que cree que todo en el país esta de maravilla y que los que sufren en Guatemala es porque quieren, posiblemente vamos a tenerlo como candidato en alguna ocasión.

Area de Opinión
Libre expresión de pensamiento.

Lea más del autor:

One Comment

Comments are closed.

%d bloggers like this: