Press "Enter" to skip to content

CIRCENSES SINE PANEM

Evolución

Decimus Junius Juvenalis fue un poeta romano quien vivió en los siglos I y II A.D. quien escribió poemas satíricos conocidos como las Sátiras, valgan las redundancias, compiladas en cinco libros. En la Sátira X expresa, poco más o menos, lo siguiente: desde hace ya mucho tiempo, desde que dejamos de vender nuestros votos, el pueblo abandonó sus deberes; pues el pueblo que alguna vez concedió imperios, cargos, legiones, todo, ahora se contiene y ansiosamente espera solo dos cosas: pan y circo. Juvenal hacía referencia a algunas leyes aprobadas en el año 140 mediante las cuales se otorgaban granos y se montaban espectáculos para la plebe, como una medida clientelar para agenciarse del poder. Hasta la fecha, la fase “pan y circo” se sigue usando como una expresión para denunciar cómo los políticos recurren a prácticas populistas para apaciguar apetencias básicas de la población, con el objetivo de apropiarse o mantenerse en el poder, desde luego; pero también evidenciando la indolencia e ignorancia del pueblo frente a problemas más graves y fundamentales que nunca se atienden a profundidad.

Esta semana en el Congreso de la República se escenificó un auténtico circo, que hasta batió récords de audiencia para una población generalmente desinteresada y apática, y cuyo interés se debió tanto al morbo que despierta el espectáculo provisto por los especímenes en el escenario, como al interés por averiguar si al final habría “toque de queda”. Para muchos, aparte del entretenimiento que significó ver de primera mano lo vulgar, corriente, intrigante, sucio, conspirativo, manipulador y corrupto, en resumen, todo lo que hace a nuestra clase política impresentable, hubo también algo de pan. Es decir, el circo más bien valió para impedir que los proponentes del estado de calamidad y sus aliados se salieran con la suya en cuanto a las compras y adquisiciones que podrían hacer sin mayor control, so pretexto de atender la crítica situación en el sistema de salud pública, de la cual, a su vez, son en buena medida responsables. Pero en realidad, ese paupérrimo triunfo no es más que migajas.

Es cierto que, en cuanto al Ejecutivo, la gestión para afrontar la pandemia ha sido un desastre y un fracaso. Ello se ha venido evidenciando desde el principio, por ejemplo con la falta de pruebas, falta de planes, poca transparencia y efectividad en el uso de los recursos públicos, mala administración en la contratación de personal y malas condiciones para éste, falta de equipamiento e infraestructura, y más reciente la mala gestión en la compra de vacunas y falta de medicamentos. Pero el Congreso tampoco se queda atrás. Hoy celebran haber improbado dos propuestas de Estado de Calamidad como sus grandes logros, luego de que el año pasado aprobaron diez sin resultados significativos pero sí con consecuencias terribles para muchos, y una deuda descomunal. Mucho podrían haber hecho en términos de acelerar e incrementar la oferta de vacunas y medicamentos, sobre todo por entes privados, reduciendo trabas y obstáculos. También pudieron haber mejorado los mecanismos de compras y contrataciones públicas en estas circunstancias extraordinarias, garantizando mayor transparencia así como fiscalizando el gasto del presupuesto que facilitaron a manos llenas. Encerrar a la gente nunca ha sido la solución y hoy quisieron lavarse la cara luego de que lo consintieron durante diez meses, pero sin proponer ni promover una estrategia efectiva. En el tema de la prevención, resguardo y cuidado, al final del día, la responsabilidad es personal, y cada quien debe asumir las actitudes que considere más prudentes para cuidarse, incluso de aquellos que no tienen consideraciones para sí ni para los demás. Ahora bien, para las decenas de miles de millones que el ejecutivo con la anuencia del congreso nos han esquilmado, valiéndose del sufrimiento de muchos, aplaudir este circo y sus migajas de pan es también una verdadera ofensa.

Area de Opinión
Libre expresión de pensamiento.

Lea más del autor:

One Comment

Comments are closed.

%d bloggers like this: