Press "Enter" to skip to content

En el Día Internacional de la Alfabetización: repensar el futuro de la enseñanza…

Lugar Herminéutico

Cada 8 de septiembre desde 1967, se celebra el Día Internacional de la Alfabetización, para recordar a la comunidad global la importancia de la alfabetización como factor de dignidad, con el objeto de contar con sociedades mas instruidas y sostenibles. 

La crisis provocada por la COVID-19 ha creado trastornos sin precedentes en los procesos de aprendizaje de niños, jóvenes y adultos. También ha acentuado las desigualdades ya existentes en cuanto al acceso real a oportunidades de educación, y ha afectado de manera desproporcionada a jóvenes y adultos analfabetos.

Durante este periodo de crisis mundial, se ha intentado garantizar la continuidad de las labores educativas, en particular mediante la formación a distancia, conjuntándola con la presencial. Sin embargo, en países como Guatemala, claro está, el acceso a este modelo nuevo de enseñanza no ha sido equitativo. La rapidez con la que se pasó a la enseñanza a distancia puso de manifiesto la persistente brecha digital, en cuanto a conectividad, acceso a la electricidad y capacidad para utilizar la tecnología, que limita las oportunidades de aprendizaje.

La pandemia también ha resaltado el papel de la alfabetización en la capacidad de las personas para mejorar su vida y vivirla con plenitud. La alfabetización es parte integrante de la educación y el aprendizaje a lo largo de toda la vida, tal como lo describe el Objetivo de Desarrollo Sostenible 4 y, en este sentido, es esencial para la recuperación tras la crisis, teniendo como centro a las personas.

El Día Internacional de la Alfabetización 2021, examinará de qué manera la alfabetización puede contribuir a construir cimientos sólidos para una recuperación centrada en el ser humano, haciendo hincapié en las interacciones entre la alfabetización y las competencias digitales que necesitan los jóvenes y adultos no alfabetizados. 

En Guatemala se estima que aún hay más de un millón de personas mayores de 15 años que no saben leer ni escribir, teniendo la mayor tasa de analfabetismo en Centro América, 12%, superado solo por Brasil en la región latinoamericana, a diferencia de países como Costa Rica y Uruguay, cuyas tasas oscilan entre 3% y 2% respectivamente. 

A lo anterior habrá que sumar que, de acuerdo con autoridades del Ministerio de Educación de Guatemala, 7 de cada 10 jóvenes no tienen una adecuada comprensión de lectura y nueve de cada 10 carecen de comprensión y análisis numérico. 

Lo anterior, más que fríos números representa una cruda realidad sobre las deficiencias de un modelo educativo arcaico y obsoleto como el nuestro, en una era inundada de información y desinformación, donde no basta saber leer, pue es necesaria la adecuada interpretación, análisis de data y del contenido numérico y alfanumérico de las cosas. 

El desarrollo de cualquier sociedad esta intrínsicamente ligado a las capacidades de su talento humano, si queremos salir del agujero donde estamos rezagados en prácticamente todos los ámbitos, es de vital importancia repensar el futuro de la enseñanza y la alfabetización, en el contexto de la pandemia y los nuevos desafíos a los que nos enfrenta esta nueva realidad global. 

Area de Opinión
Libre expresión de pensamiento.

Lea más del autor:

Be First to Comment

Deja un comentario

%d bloggers like this: