Recuerdos de los pueblos en el Bicentenario

Es un deber sagrado tener permanentemente en nuestra memoria la vida, la identidad, los conocimientos, los valores, las artes, las aspiraciones y el sufrimiento de nuestros antepasados que ante sus ojos y con inmenso dolor vivieron el saqueo, las exigencias del cristianismo, la imposición del idioma y de la cultura que llegó con la invasión. Para algunos sectores puede que sea recordar pasajes de éxitos.