Press "Enter" to skip to content

Presidencia de Arévalo Bermejo y crítica eclesiástica

Logos

Sucesos durante 200 años de independencia de Guatemala

Juan Federico Ponce Vaides fue el sucesor del presidente Jorge Ubico Castañeda, quien había renunciado, el 1 de julio del año 1944. El 20 de octubre de ese año, fuerzas militares destituyeron a Ponce Vaides, quien fue sustituido por una Junta Revolucionaria de Gobierno. En diciembre hubo una elección presidencial, en la cual el triunfador fue Juan José Arévalo Bermejo, quien gobernó desde el 15 de marzo del año 1945.

Arévalo Bermejo patrocinó el pacto denominado Legión del Caribe, cuyo propósito era derrocar a gobernantes de Centroamérica y del Caribe, que la legión había declarado que eran despóticos. Urgentemente había que derrocar a Rafael Leonidas Trujillo Molina, de República Dominicana; a Teodoro Picado Michalski, de Costa Rica; y a Víctor Manuel Román y Reyes, de Nicaragua, de quien Anastasio Somoza García era sobrino. El pacto se celebró en Guatemala; y Arévalo Bermejo aportó territorio guatemalteco para crear una sede militar de la legión, desde la cual se emprendió el derrocamiento de Trujillo Molina.

Durante el Gobierno del Presidente Arévalo fue otorgada autonomía a las municipalidades y a la Universidad de San Carlos de Guatemala; y fueron creadas estas instituciones: Instituto Guatemalteco de Seguridad Social, Banco de Guatemala, Instituto Indigenista Nacional, Instituto Agropecuario Nacional, Empresa Guatemalteca de Aviación e Instituto de Fomento de la Producción.

Algunas de las leyes que, durante el gobierno de Arévalo, decretó el Congreso de la República, fueron el Código de Trabajo, una ley de titulación supletoria de propiedad de tierras, una nueva ley monetaria y bancaria; una ley que autorizaba clausurar órganos periodísticos; una ley constitutiva del Ejército de la Revolución; una ley de fomento industrial, una ley de desarrollo industrial; una ley de bancos de ahorro y préstamo; una ley de arrendamiento forzoso de tierras llamadas ociosas; y una ley de cooperativas. También se decretó una ley que autorizaba al gobierno a limitar la venta de papel para impresión de periódicos, y una ley que lo autorizaba a clausurar órganos periodísticos impresos o radiofónicos.

Una de las principales instituciones adversarias del gobierno de Arévalo Bermejo fue la iglesia católica. Por ejemplo, el arzobispo Rossell y Arellano y los obispos Raymundo Martín y Jorge García emitieron una carta pastoral en la que advertían sobre el peligro del sindicalismo comunista; carta que parecía suponer que el gobierno fomentaba ese sindicalismo. El mismo arzobispo Rossell y Arellano emitió un mensaje en el que condenaba la lucha de clases y exhortaba a una buena relación entre capital y trabajo; mensaje que parecía suponer que el gobierno fomentaba esa lucha. Y fue clausurado el órgano informativo Acción Social Cristiana por criticar la tendencia ideológica del gobierno. 

Resurgió el partido comunista. Fue clausurada la Escuela Claridad porque la Constitución Política prohibía las organizaciones políticas extranjeras. La escuela había sido fundada para impartir educación comunista o marxista a obreros o a dirigentes sindicales.

Arévalo Bermejo amenazó con expulsar al embajador de los Estados Unidos de América, Richard Patterson, por intervenir en asuntos internos de Guatemala. El embajador se retiró para evitar la expulsión.

Durante el gobierno de Arévalo Bermejo, en el año 1949, en un encuentro armado, murió Francisco Javier Arana Castro, ex miembro de la Junta Revolucionaria de Gobierno, y Jefe de las Fuerzas Armadas. Presuntamente Arana Castro habíale exigido a Arévalo Bermejo destituir a funcionarios comunistas del gobierno, y reclamó unas armas. Arévalo Bermejo aceptó entregarle las armas, las cuales estaban en un club militar llamado El Morlón, en Amatitlán. Arévalo Bermejo le ordenó al Ministro de la Defensa, Jacobo Árbenz Guzmán, que capturara a Arana Castro, quien viajaría a El Morlón a recuperar las armas. Aparentemente la intención era expulsar del país a Arana Castro, aunque la expulsión consistiera en designarlo embajador.

Cuando, en el puente La Gloria, de Amatitlán, las fuerzas que comandaba Árbenz Guzmán impidieron el paso del automóvil en el que, luego de recuperar las armas, viajaba Arana Castro, se suscitó un ataque armado. Arana Castro murió víctima de balas disparadas por quienes pretendían capturarlo. ¿Era el propósito solamente capturarlo y expulsarlo del país; o el propósito era asesinarlo? No hay certeza sobre esta cuestión. Se sabe, sin embargo, que Árbenz Guzmán se proponía ser candidato presidencial, y que Arana Castro también se proponía serlo, y era un temible contendiente.

El período presidencial de Arévalo Bermejo finalizaba el 15 de marzo del año 1951. Con el fin de elegir al nuevo presidente, se convocó a elección los días 10, 11 y 12 de diciembre del año 1950. Los candidatos fueron Jacobo Árbenz Guzmán, Arcadio Chévez Guillén, Manuel Galich, Jorge García Granados, Víctor Manuel Giordani, Clemente Marroquín Rojas, Miguel Ángel Mendoza, Alejandro Valdizón y Miguel Ydígoras Fuentes.

Post scriptum. El triunfador en la elección presidencial fue Jacobo Árbenz Guzmán. Obtuvo 65% de los votos, seguido por Miguel Ydígoras Fuentes, que obtuvo 19%.

Area de Opinión
Libre expresión de pensamiento.

Lea más del autor:

One Comment

Deja un comentario

%d bloggers like this: