Press "Enter" to skip to content

Construyendo un nuevo mundo (PARTE 13)

Debemos Saber La Verdad

Debemos mejorar las relaciones de los humanos para un nuevo mundo.

Los objetivos del ser humano se pueden resumir en lo siguiente:

Los objetivos principales o básicos del ser humano deben ser cultivar racionalmente lo que se recibe del Creador para la búsqueda del bien supremo o máximo o un fin último al que debemos dirigir todas nuestras acciones para alcanzar nuestros objetivos.

Es importante conocer realmente lo que debemos hacer para descubrir nuestro destino y hacer lo correcto, en forma determinada, para lograr llegar a nuestra meta. Cuando estemos definidos, estaremos sin vacilaciones, dudas o inquietudes y así tendremos la tranquilidad y la paz interior que no se podrán alterar, de esta manera podremos meditar para lograr entrar en la esencia de todo – las cosas que queremos – y una vez conozcamos la esencia del todo alcanzaremos el estado de lo que nos propusimos como destino.

Todo en la naturaleza tiene causas y efectos, incluyendo las actuaciones de los seres humanos, las acciones se basan o fundan en motivos y estas prácticas dan lugar a efectos o consecuencias. El ser humano que conoce las causas y los efectos -sus consecuencias- de sus acciones, es aquel que de forma racional o inteligente se propone alcanzar lo planteado, y a la vez se le otorga un grado de perfectibilidad sobre su ser.

Los seres humanos que quieren tener buenas relaciones con otros seres deben tener buenas relaciones con sus familias, dirigirlas en orden y para lograr esto deben ordenarse a sí mismos, pero antes deben ordenar su energía interna -su alma- en todo lo bueno, en sus virtudes y, así, obtener la rectitud y la sinceridad de todas sus actuaciones e intenciones. Para lograr lo anterior se debe tener conocimiento real de la moralidad y con todo esto sabremos como actuar correctamente o encontrar los móviles de las acciones a seguir.

Cuando comprendamos y conozcamos la moralidad o conocimientos morales todas nuestras actuaciones e intenciones serán rectas y sinceras. Así lograremos que nuestra energía interna sea fuerte, definida y seamos correctos y ordenados. Una vez logremos ordenar nuestra energía interna, – en el orden personal -, podremos apoyar a nuestras familias y las relaciones con los demás seres humanos se construirán en paz y armonía.

Todos los seres humanos tenemos la obligación de corregir nuestra energía interna para mejorar y así nuestro propio ser alcanzará el progreso – la evolución espiritual – y el desarrollo moral.

Estar en contra de lo natural del ser humano, es estar en desorden, confusión y desconocimiento, es ir contra la naturaleza, lo que implica que las cosas más importantes de los humanos no deben tratarse en forma superficial o pasando lo importante a segundo lugar o anteponiendo lo no importante a lo más importante.

Area de Opinión
Libre expresión de pensamiento.

Lea más del autor:

2 Comments

Comments are closed.

%d bloggers like this: